Netflix y Europa

Comment

Cine y Tv Cultura

No. No trata de esas muchachas que de repente nos topamos por la calle uniformadas en mezclilla, con arnés y cinturón de herramientas y que recorren la ciudad en carritos con una escalera a cuesta. Sin embargo, la nueva serie Las Chicas del Cable plantea una cadena de situaciones que aunque se ubiquen en la década de los 20’s al mismo tiempo calza con los días que vivimos. Nos presenta un grupo de mujeres que están integrándose al mundo laboral, como telefonistas en una compañía grande, los conflictos transgeneracionales y de género de veinteañeros que nacieron antes de la gran guerra y les toca un mundo distinto al que vivieron sus padres, aderezado por el progreso tecnológico en un empaque de una historia de reivindicación del primer amor de juventud.

Y precisamente este último punto, el marco general de la historia es el que aporta el sentido de irrealidad que le han criticado. No obstante hay muchos puntos buenos a destacar en esta primera serie original de Netflix en España.

A propósito, la plataforma ha anunciado un aumento de su inversión en aquel continente, con un centro de atención multilingüe situado en Amsterdam y el encargo de dos nuevas series originales que se suman a los casi 90 títulos que la plataforma ha producido en el viejo mundo. El equipo detrás de Las chicas del cable ya ha recibido la autorización para realizar una segunda temporada, así como otras producciones europeas como The Crown y Marseille, y pronto se espera el debut de las  primeras series originales de Alemania e Italia.  

Retomando el hilo, Las chicas el cable posee una estética muy bien lograda, el diseño de producción es creíble, la fotografía excelente, los encuadres, la edición y la narrativa interesantes. Además viene a rescatar un valor a lo Baz Luhrman que hace que todo lo demás resalte: El uso de música contemporánea.

Tenemos que aceptar que las actuaciones son un poco más afectadas de lo que estamos acostumbrados, pero ese siempre ha sido el estilo de llevar el melodrama en España y si has visto alguna otra serie de aquel país seguramente lo sobrellevarás de buena manera.

Otro punto a favor, es que aunque no tiene grandes estrellas construye sobre caras conocidas de series que en nuestro país han tenido sus mejores momentos dentro de Netflix como Gran Hotel, Vis a vis, Bajo reserva, El tiempo entre costuras y Velvet.            

Leave a Reply