Aztechin

Noticias de Cultura Pop

Cine y Series Tecnología

Literatura versus Cinematografía… ¿La eterna lucha del bien contra el mal?

 

 

 

 

Imagen

 

En 1988 se estrenó en nuestro país la adaptación de la famosa novela de #MilanKundera, “La Insoportable levedad del ser”. Muchos de esa generación disfrutamos esta novela filosófica-erótica-histórica por todas las imágenes que evocaba y sus personajes antitéticos: Tomás/ Franz, Teresa y Sabina.

El autor nos brinda una estructura para entenderlo desde un inicio con su reflexión sobre “la levedad” y “el peso”. Cito:

¿Pero es de verdad terrible el peso y maravillosa la levedad?

La carga más pesada nos destroza, somos derribados por ella, nos aplasta contra la tierra. Pero en la poesía amatoria de todas las épocas la mujer desea cargar con el peso del cuerpo del hombre. La carga más pesada es por lo tanto, a la vez, la imagen de la más intensa plenitud de la vida. Cuanto más pesada sea la carga, más a ras de tierra estará nuestra vida, más real y verdadera será. Por el contrario, la ausencia absoluta de carga hace que el hombre se vuelva más ligero que el aire, vuele hacia lo alto, se distancie de la tierra, de su ser terreno, que sea real sólo a medias y sus movimientos sean tan libres como insignificantes.

Entonces, ¿qué hemos de elegir? ¿El peso o la levedad?

Parafraseando al Maestro Kundera, y haciendo mención al título de este posteo, creo que hay una falsa y muy simplista forma de acercarse a las adaptaciones de la literatura al cine. En pocas palabras… ¡son dos lenguajes distintos! Así como hay buenos y malos libros, lo mismo sucede con la cinematografía. Para ejemplos, tenemos un montón: Umberto Eco, Haruki Murakami, Gabriel García Marquez, etc… Han sido los directores, con su oficio artesanal, que nos han hecho disfrutar y complementar la experiencia literaria, mas no sustituirla o rebasarla.

QUIZÁ TE INTERESE  Si pudieras vivir por siempre en distintos cuerpos, ¿buscarías a quien te asesinó?

Amigo lector… ¿Qué otros libros han visto ustedes adaptados con fortuna al ámbito cinematográfico? Escuchamos y comentamos….

Les dejamos con una reflexión final de Kundera, a manera de #meme…

Imagen

1 COMMENTARIO

  1. La literatura y la cinematográfica son dos géneros distintos de arte, tal como mencionas. De ellos la literatura es el vínculo que nos une a la trascendencia reflejando realidades, historias, mundos y características buenas o malas, pero siempre significativas. Lamentablemente, como también has dicho, la riqueza de la obra literaria es mutilada la mayoría de las veces cuando se lleva el cine. Es muy difícil llevar todo lo que nos ofrece el libro a la gran pantalla, y casi siempre, quien ha leído el libro sale decepcionado o apenas conforme con la adaptación, porque elementos importantes de la obra quedan por fuera. También hay casos de novelas que se llevan una y otra vez al cine y alguna que otra se acerca a la novela, pues sólo quieren destacar aquello que las hace comercial, un ejemplo son Dracula y Frankeinstein, que son novelas emblemáticas del romanticismo, pero es la imagen del monstruo la que vende. Mi recomendación es que ante una película basada en una obra literaria, lean el libro para que así puedan de primera mano recibir todo lo que el autor les quiere dar, la película es como un buen trozo de pastel, pero el libro es el banquete completo, un abrazo.

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avatar
Diseñador gráfico de profesión, fotógrafo amateur y bloggero por gusto.