Aztechin

Noticias de Cultura Pop

Cine y Series Reseñas

Reseña de The Invisible Man…. SURPRISE!!!

Los monstruos clásicos de Universal siguen intentando abrirse paso en la pantalla grande en ésta nueva era, luego del estrepitoso fracaso de La Momia. Ese “Dark Universe” que se tenía planeado se quedó en eso, en un plan que ya no verá la luz por muchos motivos pero la idea aún sigue dando señales de vida.

The Invisible Man” ha tenido muy pocas adaptaciones al cine y las que tiene han sido demasiado libres sin respetar del todo el material original escrito por H.G. Wells pero bueno, entendamos que cada director y equipo creativo le da su muy particular punto de vista a las historias.

2020 trajo una vez más a la pantalla a éste peculiar personaje pero ahora en una versión que pretende ser algo políticamente correcto apegándose a los estándares de hoy en día y a sus problemáticas feministas.

¿De que va la película?

Cecilia Kass (Elisabeth Moss) está casada con un hombre sumamente violento y controlador que le ha hecho la vida imposible un día decide escapar y creyendo que con ese hecho estará a salvo pero “SORPRESA” no lo está, por el contrario, ahora es cuando más expuesta y vulnerable está porque después de enterarse del supuesto suicidio de su conyuge empezarán a sucederle cosas extrañas como que se le quemen las cosas en la estufa, como que la descobijen en la noche mientras duerme y ella comienza a pensar que nada es casualidad que su esposo no está realmente muerto, que alguien que nadie puede ver está acechándola y usa la tecnología para hacerse… invisible.

La película es claramente una actualización muy libre de la fórmula clásica de una película de monstruos pero vista a través de los ojos de la tecnología moderna, su versión sobre la invisibilidad es notablemente novedosa, ya que durante el desarrollo de la trama se nos cuenta que Adrian (Oliver Jackson-Cohen) es un inteligentísimo tecnólogo psicópata con un enfoque en la óptica, aquí no hay suero de invisibilidad, ni capas mágicas, ni accidentes radioactivos, más bien lo que han hecho es que para los estándares de hoy día la invisibilidad sea creíble y por lo tanto, más escalofriante.

QUIZÁ TE INTERESE  Trailer Final de los Guardianes de la Galaxia Vol. 2

Es muy útil para la trama que el  director Leigh Whannell mantenga un enfoque directo en el personaje, con las emociones y los sustos secundarios, es este mismo enfoque lo que hace que el horror tenga un impacto más fuerte cuando finalmente todo se revela, lo que lo convierte en un trabajo muy disciplinado, la actuación de Elisabeth Moss ayuda enormemente a la narrativa, quién despunta y trata de convertirse en una de las nuevas heroínas de las películas de terror, así de buena es ella aquí.

El personaje de Cecilia es bueno y se va desarrollando bien aunque hay un poco de ligereza en su papel en el primer acto, donde cree que está libre de Adrian, como espectadores invertimos emoción en su nueva esperanza para el futuro gracias a una herencia inesperada de su difunto esposo, pero, por desgracia, este es EL HOMBRE INVISIBLE después de todo, por lo que esta nueva esperanza no nos dura demasiado por lo predecible de la trama.

Uno de los aciertos de Whannell es hacer diferentes todas las emociones del personaje centrándose más en lo psicológico que en sí su amenaza y la invisibilidad, más bien, esto nos muestra cuán aterrador sería ser acechado por un alguien invisible son escenas que van desde unas huellas de manos en el cristal en una ducha hasta golpes inesperados en la noche y lo más sorprendente, la violencia inexplicable contra un personaje secundario es realmente desconcertante, lo que me recuerda a una película de los años 80’s El Ente.

La acción se vuelve más dinámica una vez que el personaje de Moss se da cuenta de lo que está sucediendo, hay mucha acción en el último acto que incluye una serie de secuencias espeluznantes en un manicomio, el momento que nos damos cuenta de que lo que permite la invisibilidad es un  traje lleno de cámaras que forman una ilusión óptica lo que fue bien llevado independientemente de las limitaciones presupuestarias y los escasos efectos especiales, Whannel lo soluciona con un CGI escaso pero convincente mientras que la música de Benjamin Wallfisch complementa mucha de la emoción y el suspenso con cortes de una película clásica de monstruos.

QUIZÁ TE INTERESE  Terminator: Dark Fate (reseña con spoilers)

El escritor y director Leigh Whannell reafirma su posición como uno de los nuevos directores más emocionantes de ésta generación pero, no todo es miel sobre hojuelas.

Después de lo comentado nos preguntamos y entonces, ¿qué fue lo que salió mal?

La película tiene puntos muy flojos en su trama, la narrativa deja muchos huecos que muy poco se explican, la idea de la invisibilidad es muy buena pero mal llevada en los momentos más importantes porque pasamos de ver algo que puede ser creíble a algo completamente absurdo que nos saca del momento y regresar al ritmo es lo que más cansa,  ya tenemos por entendido que hay una amenaza que es invisible pero una cosa es saberlo y otra saber llevarlo por los actores que en algunos momentos caen en una ingenuidad muy poco creíble y es ésto mismo lo que hace que todo ese primer desarrollo se caiga pedazo por pedazo porque ya para el final son tan predecibles los sucesos que darán el cierre.

Para concluir, “The Invisible Man” es una de las pocas veces en los últimos años que una película de terror convencional realmente me dejó sin palabras, no siempre es el género más fácil de abordar y menos cuando lo tienes todo a favor pero tu guión es carente de elementos secuenciales importantes, Whannell hizo una película que pretendía no convertirse en un clásico del género sino abrir la puerta a una posible secuela muy alejada de ese Dark Universe porque pareciera que el director echó toda la carne al asador y lo puso todo en la pantalla en lugar de guardar buenas ideas y un mejor desarrollo de la trama con un guión más concreto y una narrativa más firme para una posible secuela.

The Invisible Man” ya se encuentra en los cines de todo el país.

close
Recibe las noticias más recientes
Al suscribirte, aceptas el Aviso de Privacidad
Rod
Bruno Díaz de día, Batman de noche