fbpx

Aztechin

Noticias de Cultura Pop

Cine y Series Reseñas

Ya vi Whiplash: Música y obsesión (Whiplash. 2014)

Por Noé Martínez
@noekunda

Basada en la historia verdadera de Damien Chazalle, director y escritor de esta película, Whiplash es la versión extendida del cortometraje del 2013 que lleva el mismo nombre y que pueden ver aquí.

En ella se cuenta la historia de Andrew (Miles Teller, AKA Reed Richards en la nueva de los 4 Fantásticos), estudiante de batería en una prestigiosa academia de música, quien es invitado a formar parte de la orquesta del profesor Fletcher (J.K. Simmons, AKA el insuperable J.J. Jameson en el Spiderman de Sam Raimi), quien ve en Andrew a un potencial gran músico.

Fletcher es conocido en la academia por volver virtuosos a sus estudiantes destacados, pero también lo es por sus métodos de enseñanza que rayan en lo extremo, lo cual comprobará Andrew al caer en una espiral de torturas físicas y mentales que lo confrontarán con su sueño de destacar del resto de los bateristas y el precio que está dispuesto a pagar por ese lugar.

Whiplash pasará a la historia como una de las mejores películas del 2014 (y de la historia) por muchos aspectos, a mí me atrapó la complejidad y excelencia de la ejecución musical y la controversia de los métodos que algunos instructores aplican para desarrollar la excelencia en sus alumnos, aquí se ejemplifica con un baterista pero no dudo que lo mismo pase en otras disciplinas, como la deportiva.

La polémica aumenta al escuchar los argumentos de Fletcher, quien cree firmemente que sólo llevando a los estudiantes al límite y presionándolos al máximo es como saldrán de su zona de confort y se exigirán más y más a sí mismos para alcanzar la excelencia. Y viéndolo así, tiene razón, pero entonces, ¿dónde acaba la estimulación y empieza el abuso?

QUIZÁ TE INTERESE  Las mejores películas animadas de todos los tiempos

Si aún no la han visto se las recomiendo, la música es buenísima, miren que aunque tengo problemas para apreciar el jazz salí encantado con las piezas musicales, como Caravan. Si ya la vieron aprovecho para promocionar el bluray (ya a la venta), en su versión combo se acompaña del CD con el soundtrack de la película en lugar del tradicional DVD.

Cierro esta reseña diciendo que es un placer aprender a tocar un instrumento musical, yo lo hice, a nivel básico, en secundaria y es algo que marcó mi vida para bien. Y por esas cosas raras de la vida, un día antes de empezar a escribir esta reseña me informaron que mi profesor de música murió. Y mil recuerdos buenos vienen junto con la reflexión de que sí, debí exigirme más en esos tiempos para haber aprendido a tocar mejor.

close
Recibe las noticias más recientes
Al suscribirte, aceptas el Aviso de Privacidad

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: