Aztechin

Noticias de Cultura Pop

Cultura Reseñas

Teatro o no teatro, he ahí el dilema…

El teatro es una de la experiencias más enriquecedoras, y la cartelera de la Ciudad de México cuenta con una diversidad increíble, desde grandes musicales de franquicia y aproximaciones nacionales al género, teatro de autores clásicos en foros universitarios y estatales, puestas experimentales, y otras con el peso en su elenco.

El caso es que al ser un espectáculo en vivo tienes la garantía de ver algo que va a suceder una vez de esta manera, y la conexión que puedes tener con las historias, los personajes, los espacios, etc., es una experiencia totalmente personal y por tanto merece la pena vivirla.

En este contexto, y puesto que este es un blog de cultura de masas y reseñas, aprovecho para recomendar dos obras que actualmente se encuentran en temporada y lamentablemente no tienen mucha difusión, pero valen cada peso que pagues por verlas.

Bambis dientes de leche. Esta obra es un monólogo que debes ver si amas u odias el fútbol, con algunos toque biográficos el actor Antón Araiza describe lo que vive un niño al que no le gusta el fútbol pero ama la atención que sus padres le brindan cuando comparten tiempo con pretexto de este deporte. Más allá del tema, que explora de manera profunda las consecuencias de la búsqueda de aprobación, la obra unipersonal es un portento en la manera es que llevada a escena en el pequeño foro de La Capilla en Coyoacán. Araiza ha presentado intermitentemente esta pieza desde hace casi cuatro años y su dominio es hipnotizante, divertido, sorprendente y nos reconcilia con nuestro niño interior que según el psicoanálisis pasamos la vida tratando de sanar.  

Urinetown. Un musical ubicado en un futuro donde por una sequía prolongada la gente tiene restringido el derecho a orinar y debe pagar cada vez que necesita hacerlo, la acción se centra en una de las zonas menos favorecidas, quienes no se atienen a las normas son desterrados a un lugar misterioso llamado Urinetown del que nadie nunca ha regresado. Bobby trabaja como asistente en un baño público, cuando su padre decide simplemente liberar la vejiga en la calle y es desterrado, nuestro héroe encuentra el valor para liderar una protesta que podría cambiar el rumbo de esta sociedad. Este musical cargado de una fuerte dosis de ironía y una inusitada reflexión social y ambiental, es presentado por la compañía Ícaro, originaria de Querétaro que vienen a demostrar que la ciudad de México no tiene el monopolio de la virtud ni el talento.

Bambis dientes de leche se presenta todos los lunes y martes a las 8 pm hasta el 6 de marzo en La Capilla, y puedes ver Urinetown todos los jueves a las 20:45 hasta el 5 de abril en el Teatro Milán.

QUIZÁ TE INTERESE  La opción teatral para fin de año en la CDMX

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *