Aztechin

Noticias de Cultura Pop

The Witches
Cine y Series

The Witches, un remake innecesario que entretiene

Las producciones cinematográficas sobre el género de las brujas ha estado presente durante muchos años de una manera muy discreta, The Witches (1990), Hocus Pocus (1993) Las Brujas (1990) el segmento The Missing Ingredient de la película Four Rooms (1995), The Craft (1996) que también tiene su remake en este 2020 bajo el título de The Craft: Legacy o The Witch (2015)

Abogar por los remakes hoy en día parece un negocio bastante beneficioso para la industria si tomamos en cuenta la nostalgia, la falta de ideas originales, el camino fácil y las altas ganancias que algunas pueden llegar a recaudar, es por eso que las grandes productoras quieran mantener éste concepto con el pretexto de llevar cosas clásicas a las nuevas generaciones con resultados que salen bien o salen mal.

The Witches en su versión original con la gran actriz Anjelica Huston cautivó a toda una generación ganándose su lugar como una de las producciones más memorables de ese año y de los que vendrían, en este 2020 Anne Hathaway será la protagonista del tan esperado remake.

¿De que va la película?

Una historia que si bien viste la primer versión en ésta las cosas no cambian del todo, es la historia de un niño que comienza de manera trágica al perder a sus padres, su abuela se hará cargo de él llevándolo a vivir con ella a un antiguo poblado en el cual, resulta vive una bruja, que ha intentado atrapar a nuestro protagonista, cuando deciden escapar el niño y su abuela terminan varados en un lujoso hotel en donde también ha llegado un aquelarre de brujas para planear la desaparición de todos los niños, al enterarse de este plan el niño trata de escapar y es convertido en ratón, a partir de este momento será una carrera contra el tiempo para encontrar el antídoto que lo devuelva a la normalidad y detener los siniestros planes la bruja mayor.

QUIZÁ TE INTERESE  El miedo no anda en burro con el esperado trailer de 'It'

Basado en la novela de Roald Dahl, autor de éxitos cinematográficos como Charlie and the Chocolate Factory,  James and the Giant Peach y Matilda tiene en sus trabajos algo de perverso que bien toman los guionistas de esta nueva adaptación Kenya Barris, Robert Zemeckis y Guillermo del Toro para dar un enfoque completamente nuevo, muy alejado de su predecesora y por supuesto de la novela.

La trama puede lucir un tanto escalofriante en estos tiempos y que a pesar de ser dirigido a un público “infantil”, puede tomarse también como una película de pseudo horror y fantasía con una buena dosis de comedia, la película podría haberse mantenido luciendo verdaderamente temible y horrible para la audiencia pero su gran fallo es que es pretenciosa, se apoya mucho de su primer versión para justificar muchos de sus errores,  el exceso de efectos especiales por computadora no están tan bien logrados, no dan una atmósfera siniestra, no nos enganchan como espectadores a creer que los protagonistas puedan estar en un riesgo inminente, todo se va dando de manera casual sin dejar tiempo a cerrar subtramas, desarrollan muy bien a unos personajes y dejan atrás a otros que también son importantes.

La película tiene momentos muy tensos como el hecho de que este niño protagonista y sus amigos lleguen a ser atrapados por las brujas pero, todo sucede tan rápido que esa sensación se desvanece, otro de sus fallos es que en los 106 min que dura la película no dan tiempo a afinar esos detalles de horror, ni tampoco a establecer claramente lo que estamos viendo y eso hace que la historia apresure su final.

Para ser un trabajo del reconocido Robert Zemeckis quién ha sido responsable de grandes éxitos como Back to the future o la maravillosa Who Framed Roger Rabbit? de la que podemos decir que es su obra maestra se queda muy corto en la dirección de esta cinta porque tal vez su intención era crear una versión más ligera y más colorida para un público meramente infantil siendo más políticamente correcta e inclusiva aunque muchas de esas cosas salen sobrando, lo mismo que nombres como Alfonso Cuarón y Guillermo del Toro en la producción no aportan nada con toda su experiencia, parece que solo se prestaron para la publicidad.

QUIZÁ TE INTERESE  Batman: The Killing Joke - #KillingJoke

Su cast es espectacular, Anne Hathaway, Octavia Spencer, Stanley Tucci y Chris Rock hacen su mejor esfuerzo que pudo ser muy destacable a quedar solo en entretenido, porque seamos honestos, Hathaway jamás será tan aterradora como la Gran Bruja que interpretó Anjelica Huston.

Un punto destacable es la banda sonora a cargo de Alan Silvestri que tiene momentos muy gratos y esos guiños a la música original de Stanley Myers.

En conclusión, The Witches es una película que mantiene la esencia de la historia pero nada más, que pretende dar un mensaje muy importante sobre los valores familiares y la amistad pero que al mismo tiempo los niños sientan ese miedo a lo desconocido pero al mismo tiempo hacer chistes innecesarios solo para caerle bien al público, se siente que no hay una razón real ni nada que justifique que se haya hecho esta nueva versión.

Las Brujas 2020 es buena pero no lo suficiente para ser casi una calca de la película anterior salvo el cambio de actores y un final un tanto perturbador se queda en un intento mediocre para un trabajo que pudo ser maravilloso, tener su propia identidad sin tener la tendencia a comparar y que queda solo en un desperdicio de historia, recursos y talento que a final de cuentas termina por ser entretenida.

The Witches ya está disponible en cines de nuestro país y en la plataforma HBO max.

Rod
Bruno Díaz de día, Batman de noche