fbpx

Aztechin

Noticias de Cultura Pop

Cine y Series Reseñas

Chucky: el muñeco diabólico, terror para nuevas generaciones | Reseña

En 1988 las salas cinematográficas conocería a un nuevo ícono contemporáneo del terror, la historia del “Estrangulador de Lake Shore” que logró pasar su retorcida alma a un tierno muñeco para continuar sus asesinatos y por medio de sus secuelas se ha vuelto con el tiempo una de las figuras más identificables de éste género.

Ahora en pleno 2019 y con toda la tecnología que hoy día tenemos al alcance de la mano y donde todo debe ser políticamente correcto nos llega éste reboot que pretende dejar atrás lo ya visto y modernizar el concepto de una franquicia.

via GIPHY

La trama de esta película se centra en los personajes de Karen (Aubrey Plaza) la joven madre soltera de Andy (Gabriel Bateman), un adolescente con una discapacidad auditiva que lo hacen algo temeroso de tener amigos es por esta razón que la madre le regale lo que es ahora un Buddi, un juguete de la ficticia compañía Kaslan dedicada a la tecnología que pretende hacer de sus vidas algo más sencillo, llevadero y que es capaz de interactuar con su entorno y está hecho para tener una amistad real con su dueño, sin embargo el juguete ha sido alterado de manera tecnológica poniendo en peligro a su dueño y todos.

La cinta no resulta más que un intento de querer presentar algo que ya vimos pero que a su vez tiene errores que a lo largo de la trama tratan de justificar en una historia que ya ha sido contada, por un lado se esfuerza en respetar al material original alejándolo por completo de su historia central lo que termina siendo algo inútil, tener una total libertad creativa sobre el material original en la que está basada , cambiando el origen, personajes y caracteres de estos mismos y más elementos s que hicieron llevar a su antecesora a ser un clásico lo que acaba por dejar un trabajo poco consistente.

QUIZÁ TE INTERESE  El trailer de Cincuenta sombras liberadas

La trama es un ejercicio pretencioso sobre el reflejo de una sociedad actual, la ausencia y poca atención de los padres hacia los hijos o el excesivo apego a la tecnología tecnológico que desde hace unos años se ha convertido en una desventaja social e intelectual en lugar de ser una herramienta que ayude al desarrollo de una sociedad con su respectivo toque de gore, todas esas referencias se podrían ver como graves errores en el guión pero no lo son, a la par de esto hay un detalle que definitivamente causa controversia entre la primer versión y ésta y es el diseño del modernizado Chucky.

En su primer versión el muñeco tenía un aspecto tierno de un juguete Good Guys que contrastaba perfectamente con la maldad en su interior, en esta nueva versión su diseño es algo grotesco y poco creíble que a ratos funciona bien en el sentido de que es siniestro de una manera natural y si a ese elemento le agregamos la personalidad que de poco a poco va desarrollando a la par de la historia al final resulta en un villano mucho más realista y peligroso en una aventura juvenil muy al estilo de Stranger Things, sin dejar de ser un juguete que fue creado en medio de una era sumamente tecnológica Mark Hamill hace un estupendo trabajo dándole voz.

Desde el principio la cinta estaba diseñada para ser la que dividiera opiniones entre la primer entrega y ésta, la decisión sobre el giro que le dieron enfocado a las nuevas generaciones parecería ser el correcto pero cae en el cliché de los reinicios innecesarios, veremos si en las posteriores entregas si es que las hay logre desarrollar su propia franquicia muy aparte del éxito hace poco más de 30 años.

QUIZÁ TE INTERESE  John Wick: Capítulo 2 - Trailer

Chucky

close
Recibe las noticias más recientes
Al suscribirte, aceptas el Aviso de Privacidad

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: