Justice Society: World War II es una sorprendente historia con una increíble animación

Hace unos años la animación en cine y en televisión necesitaba un cambio, una evolución, necesitaba que las historias que nos presentaran tuvieran esa dosis de tecnología para verse más reales y vistosas.

Muchos trabajos fueron del agrado de muchos y del desagrado de otros pero, lo cierto es que en este campo y en lo que refiere a sus superhéroes lo que hemos visto no es simplemente un cambio en las historias sino que al menos Warner Bros Animation ha puesto un estándar en sus producciones porque son tan consistente y constantemente buenas desde Superman / Doomsday.

Justice Society: World War II es su nueva película animada que concreta más los planes que tienen a futuro con estos personajes poniéndolos en un punto de partida muy acertado para construir un nuevo universo que se basa en la idea de explorar otros mundos y que es una continuación directa de Superman: Man of Tomorrow.

¿De qué va la película?

Barry Allen / The Flash está de visita en Metrópolis con su novia Iris West y un repentino ataque de Brainiac a la ciudad hace que este forme una alianza con Superman pero, cuando trata de ayudarlo a desviar una bala de kryptonita, Flash atraviesa la barrera del tiempo y espacio para encontrarse en un mundo nuevo en un pasado distante, en la Segunda Guerra Mundial, a partir de este evento conocerá a otros héroes como Wonder Woman, Hourman, Black Canary, Hawkman y Jay Garrick el primer Flash quienes son un equipo secreto del gobierno estadounidense conocido como la Sociedad de la Justicia de América para detener la guerra y así evitar que los nazis se apoderen del mundo mientras intenta descifrar cómo volver a su propia línea de tiempo.

El plot bien puede recordarnos lo que sucedió con Flashpoint y los New 52 en un universo animado pero aquí las cosas toman otro giro y nos ubica en otro tiempo, la Edad de Oro de DC Comics ha tenido una fascinación muy peculiar para los fanáticos de los cómics durante muchos años porque estos héroes reflejan otra época en donde las cosas se hacían de forma diferente.

Lo primero que plantea este trabajo es que están partiendo de cero con sus historias, ya sabemos que existe un kryptoniano, un vigilante nocturno en Gotham, un marciano que puede cambiar de forma y ahora un velocista pero nada más, aún no han conformado una liga de la justicia ni tampoco el hecho de que haya más metahumanos.

Hay que reconocer que la película se toma las cosas con mucha calma para presentar de manera espectacular a cada uno de sus participantes, luego esos detalles que ya conocemos del universo de DC para seguir con algunas revelaciones y giros de tuerca en la trama que justifican muy bien la entrada de otros personajes como son Dr. Fate y Aquaman así como su villano The Advisor quién está de parte de los nazis.

Escrita por Meghan Fitzmartin y Jeremy Adams quienes hacen un estupendo trabajo al entregar  un guión con un nivel de sofisticación como no lo habíamos visto antes, junto con el director Jeff Wamester entienden muy bien la esencia de estos personajes en un entorno moderno pero sobre todo juegan y se divierten con ellos porque cuando creemos que las cosas van hacia un lado resulta completamente lo contrario y eso hace que a nosotros como espectadores estemos al tanto de la trama y en su desenlace.

QUIZÁ TE INTERESE  El trailer de Voltron temporada 3 la ira de Lotor

Cada héroe tiene un momento muy particular en esta historia porque no estamos viendo a un solo personaje y viendo la historia a través de su punto de vista en este caso el de The Flash moderno, lo que vemos es que cada uno de los miembros de la Sociedad de la Justicia tienen sus motivaciones así como su momento épico donde los vemos crecer como héroes y como un equipo.

Los pequeños detalles acentúan una variedad de situaciones que van desde lo cómico a la acción, suspenso y drama por ejemplo, cuando Barry Allen está analizando en exceso la ubicación del mantel que usarán en el parque para su picnic o bien el hecho de hacer referencia a que sí podrán ver o no en Metrópolis a Superman, detalles que son sutiles y quizá hasta sin importancia pero que le da a sus personajes más humanidad porque los coloca al nivel de una persona ordinaria.

El mayor desafío que tiene esta película es asegurarse de que cada personaje tenga un comienzo, un desarrollo y un final para su propia historia y que a su vez esa historia forme parte de otra mucho más grande; las expectativas que podemos tener sobre esta cinta animada están muy por encima de lo que hemos visto antes, por la fuerza que hay entre ellos hace que nos sintamos conmovidos en puntos muy importantes, nada de lo que vemos está de sobra ni hay partes de relleno con diálogos tontos y sin sentido o que alarguen innecesariamente la trama para cumplir con un minutaje, por ejemplo, la escena de la mesa redonda en la sede de la Sociedad de la Justicia es una obra maestra de escritura y ritmo narrativo, cada uno de los diálogos de los personajes avanza y aporta a la historia algo más natural.


Quizá el único problema que haya en todo esto es el hecho de que vemos a los personajes diferentes pero no basados en sus originales sino en sus contrapartes en live action, Wonder Woman se siente muy como lo que vimos que hizo Gal Gadot con el personaje en su primer película en solitario o que el Flash de Barry Allen lleve la misma línea ligera y chistosa del programa de CW y lo mismo sucede con Black Canary y Hourman a quienes ya vimos en Arrow y en Star Girl, y esto da como resultado no que nos identifiquemos con ellos sino que no tienen esa personalidad que tenían en los comics en la década de los 40’s porque se sienten modernos pero podemos entender en este punto que esto está hecho para una nueva generación y pese a esto funciona y muy bien.

El casting de voces aunque no es muy conocido hace un trabajo fantástico mporque hay detalles que nos presentaron sobre esto en el sneak peak,  Stana Katic, Matt Bomer, Elysia Rotaru, Omid Abtahi, Chris Diamantopoulos, Armen Taylor, Liam McIntyre, y Geoff Arend trabajaron a la par con los guionistas y el productor supervisor Butch Lukic sobre como deberían hablar y encarnar a estos personajes por ejemplo, Stana Katic como Wonder Woman presenta lo que debería ser una opción obvia y que ya todos conocemos pero aquí sorprende porque  su versión usa un acento guerrero más que amazónico, las bromas que se dan por parte de Chris y Stana como Steve y Diana son más impresionantes si tenemos en cuenta que ninguno de los miembros del elenco se conoció durante la grabación como habitualmente se hace debido a la situación mundial actual cada uno grabó de manera independiente desde sus casas; la química visual que tienen esos dos personajes en la pantalla es maravillosa como la de Gadot y Pine, o la voz de Omid Abtahi es completamente irreconocible detrás de Hawkman lo que da mucha fuerza a este personaje porque le creemos al instante que es una reencarnación de un egipcio.

QUIZÁ TE INTERESE  Fractura, una gran recomendación para ver en Netflix - Reseña

Es evidente que Justice Society: World War II presenta un trabajo para múltiples generaciones de fanáticos de cómics porque todo está donde debe estar, la acción que vemos está bien sincronizada y ejecutada y una muestra de eso es cuando vemos que Wonder Woman destruye tanques nazis es impresionante porque los animadores usaron un CGI muy discreto y no abusan de eso, o enterarnos de quién es ese misterioso periodista al que le llaman Shakespeare o que el Flash de la era dorada Jay Garrick descubre los misterios de Speed Force con Barry Allen para hacerlo volver no al futuro sino a su propia tierra porque este es el giro más interesante que tiene la trama, al principio pensamos que es un pasado en nuestro mundo, luego un elseworlds para finalmente saber que están explorando el multiverso.

En cuanto al diseño de la animación no está para nada mal, lleva una línea nueva sin  ser del todo dibujada a mano como podría esperarse que fuera pero no desentona con la historia y nos recuerda a aquellos dibujos hechos por Max Fleischer para el primer serial animado de Superman en 1941.

La banda sonora compuesta por Kevin Riepl es sencilla pero espectacular con esos tonos orquestales muy al estilo de los años 40’s pero con ese toque moderno de aventura e intriga es perfecta para esta cinta, cada track está cuidado para ser un personaje secundario pero importante.

En conclusión, esta película aparte de ser sorprendente lleva ese amor, ese cariño y ese respeto por estos personajes y los eleva a un punto muy alto que como dije al principio va a servir para nuevas entregas en este nuevo multiverso que han creado, ya solo falta ver cómo presentarán a Batman y su oscuro mundo porque esto nada tiene que ver con Death in the family o Soul of Dragon que cuentan historias independientes.

El formato casero en Blu-ray contiene extras muy interesantes, entre lo que podemos ver está otro DC Showcase con Kamandi:The last boy on earth de Jack Kirby junto con un documental sobre cómo se hizo esta película, el sneak peek de Batman: The Long Halloween parte 1 y un par de dibujos animados clásicos de la Liga de la Justicia con la JSA.

Muy bien por Warner Animation que se está superando a sí misma en lo que a este campo se refiere y que bien esta película podría haber quedado muy bien en una versión live action porque tiene todo lo que los fans de comics quieren y el potencial para ser un éxito.

La película ya se encuentra disponible en formato digital y en formatos físicos el 11 de mayo de 2021.