Your Honor, un drama policíaco con mensaje moral

Las series o películas policiacas y de drama han tenido diversas presentaciones en televisión, estas van desde violencia familiar, abusos sexuales hasta asesinatos y lo que fascina de ellas es toda su narrativa metodológica al ver a un buen reparto resolver un caso determinado.

Directores y guionistas han llevado a este género a tener una gran importancia entre la audiencia, series de antaño como Kojak, Quincy, Murder reporter hasta Law & order han contado historias similares en donde un asesinato o una desaparición es la base para el desarrollo de una historia que sigue sus propias reglas.

Showtime ha estrenado Your Honor que siguiendo con esta línea policiaca presenta algo que si bien no es novedoso sí es algo que está cautivando a la audiencia por su elenco pero sobre todo por cómo está contada y los giros que va teniendo capítulo a capítulo.

¿De qué va la serie?

Un juez respetado del Tribunal Superior de Justicia de New Orleans llamado Michael Desiato (Bryan Cranston), está entre la línea de la moralidad y la justicia cuando su hijo Adam (Hunter Doohan) comete un crimen atropellando y matando al hijo de un peligroso líder de la mafia Jimmy Baxter (Michael Stuhlbarg) poniendo en duda su honorabilidad para esclarecer el caso sin que su hijo se vea potencialmente afectado.

La serie es una adaptación de la miniserie de Isralei Kvodo creada por Ron Ninio y Shlomo Mashiach, Your Honor tiene una premisa clásica de suspenso cumpliendo así todas las reglas que establece este género no sin antes haberse tomado algunas libertades que cuadran mejor con su narrativa.

Sobre esto podemos decir que tiene varios puntos a favor, luego del éxito que alcanzara Cranston con Breaking Bad y anteriormente con Malcolm in the Middle podemos decir que este actor está en el mejor momento de su carrera porque ha demostrado ser muy versátil y capaz de manejar diferentes personajes en otros géneros; por el lado de la dirección tenemos a Edward Berger, Clark Johnson, Eva Sørhaug y al mismo Cranston quienes cada uno por su lado imprimen su sello muy personal en cuanto al desarrollo que tiene la trama, el guión adaptado va por cuenta de Peter Moffat, Alison McDonald Dewayne Darian Jones entre otros llevando a cabo un muy buen equipo y que a pesar de ser tan diferentes le dan seguimiento a cada uno de los capítulos que conforman esta miniserie.

El primer episodio es impactante no solo por las actuaciones sino por como desarrollan la base para que toda esta trama vaya tomando un siniestro sentido sobre todo en las escenas del accidente que repetidas veces veremos como flashbacks en otros episodios, vemos también cómo es que se maneja el sistema jurídico en los Estados Unidos donde hasta el que menos creemos que puede ser importante lo es; tiene una cualidad muy laboriosa que socava la tensión de su idea original.

QUIZÁ TE INTERESE  Viviendo de noche

La serie en cuanto a su estructura es muy limpia al narrar los eventos pero cae en un error que parece ser ya muy común en las series en general y es que la trama aunque es lineal le da demasiadas vueltas al asunto para llegar a una conclusión que da pie a que se siga la trama por ese lado y dejar cada capítulo en un cliffhanger muy emocionante, a veces esto puede ayudar pero en casos como este se nota que solo lo hacen por alargarla más y que cumpla con la cuota de 10 episodios porque como espectadores sentimos que estamos unos pasos delante de sus personajes lo que significa que aquellos momentos que nos pueden llegar a impresionar se van diluyendo porque ya no tenemos ese factor sorpresa.

Aunque este trabajo se beneficia de las muchas alusiones que hace a Breaking Bad la comparación puede resultar inevitable e implacable porque al igual que sucede con muchos dramas criminales de alto nivel ese ritmo paciente permite a los escritores recrear una imagen muy convincente de un lugar específico o bien, profundizar en lo que pasa por la mente de algun personaje pero cuando ampliamos este alcance también se fomenta el que se juegue con el humor negro e involuntario que dan algunas escenas sacándonos de es alínea metódica y severa porque algunos personajes tardan demasiado en reaccionar y desarrollarse dejando todo el peso de estos en los últimos episodios antes del final.

Como parte de los errores también está ese tema moral que se va transformando según conviene a su personaje principal porque por un lado es creíble que sea un hombre recto y justo pero por otro se contradice y se traiciona así mismo cuando lo que sucede tiene que ver con su hijo porque también está ese mensaje de que la familia es primero y que se puede ser demasiado flexible en estos casos pero no con los de los demás lo que resulta sumamente falso y donde gana más terreno el antagonista quién se maneja en todo momento como un personaje más sólido y con claras motivaciones.

QUIZÁ TE INTERESE  Robert Downey Jr Regresa como Iron Man

Lo que definitivamente no funciona en esta serie es que quieran presentarla como algo que podría suceder en la vida real con todo ese trámite jurídico y el drama que eso implica, y no funciona porque se ve falso, porque la dosis de fantasía que tiene no nos permite como espectadores creer que todas esas situaciones que en algunos casos se van resolviendo por casualidad le puedan suceder a una persona ordinaria y aunque por más que Bryan Cranston tenga una notable y muy destacada actuación por momentos se siente a que su personaje es el mismo que ha hecho en otras series porque el reflejo de sus emociones ante la situación que vive estas no cambian, no hay una variante que nos diga qué, a quién estamos viendo es una interpretación completamente distinta.

Hablando de esto quienes también participan son Hope Davis, Sofia Black-D’Elia. Isiah Whitlock Jr. y Carmen Ejogo quienes cada uno por su cuenta dan una gran interpretación de sus personajes aunque Hunter Doohan caiga en el cliché de sobre actuar y ser poco convincente con sus exageradas expresiones o bien que el personaje haya sido escrito de esa manera para que como espectadores termine cayéndonos sumamente mal y que nos deje de importar lo que le suceda al punto de querer que de verdad se haga justicia con él.

La música corre a cargo de Volker Bertelmann (Hotel Mumbai 2019, The Old Guard 2020) que le da el balance a las escenas de drama tratando de hacerlas más cálidas o bien más impactantes según sea el caso pero con cortes sumamente discretos pero que no por eso pasan desapercibidos.

En conclusión, Your Honor es una serie que sí engancha y entretiene de sobre manera pero que como dije al principio al tomarse ciertas libertades de su trabajo original caemos en cuenta que 10 episodios de alrededor de una hora de duración algunos de ellos salen sobrando o bien son un relleno que intenta conectar en el punto más endeble de la trama con otros sucesos más importantes. y que al final ya no nos sorprende como quizá se tenía planeado pero al menos no decepciona.

La serie completa ya está disponible en la plataforma de Paramount+