Chadwick Boseman: Portrait of an Artist (Retrato de un artista)

“No estoy en tu historia, tú estás en la mía…”

Cuando pensamos en películas documentales esperamos que estas tengan un contenido amplio del tema que ocupa, ya sea una biotopic o una situación política o ambiental o bien el descubrir algo de lo que no sabemos como está hecho, que hay detrás de todo aquello que hemos visto.

Durante varios años ha estado en mi mente una pregunta que refiere a este tema y que da pie a otras ¿cómo sería contada mi biografía? ¿quién la contaría? ¿qué se diría de mi? es cierto que no soy una figura pública pero sí soy del interés de amigos, familiares y hasta vecinos porque entre más herméticos somos más despertamos esa curiosidad de saber más de nosotros en otros.

El recientemente fallecido actor Chadwick Boseman no entraba precisamente en este contexto, en sus inicios tuvo discretas participaciones en producciones de un buen nivel pero, no fue sino hasta que Kevin Feige lo seleccionara para el personaje de Black Panther para la película Captain America: Civil War.

¿De qué va el mini-documental?

Guionistas, directores y actores se han reunido para darnos su visión sobre el extraordinario proceso artístico de Chadwick Boseman, actrices y actores como Viola Davis, Denzel Washington, Spike Lee entre otros comentan sus experiencias con el actor y el incomparable compromiso de Boseman con sus trabajos.

Hasta aquí todo parece funcionar muy bien, no podemos negar que Boseman era carismático y encarnó al héroe de Marvel de una manera fenomenal lo que hizo que su carrera fuera en ascenso no solo en este tipo de películas dirigidas más a un público geek sino que también hizo otros personajes en otras producciones lo que resultó muy bien para su carrera.

Bien sabemos que su muerte nos tomó a todos por sorpresa porque solo sus allegados y seres queridos sabían de la enfermedad que padecía, cáncer de colon y que a pesar de eso siguió su tratamiento médico y cumpliendo con su trabajo, es esta parte la que cautivó a propios y extraños, su profesionalismo pero sobre todo por su calidad humana porque seamos realistas, muy pocos actores y actrices en Hollywood pueden ostentar el ser humildes y sencillos fuera de las cámaras y los reflectores, pareciera que son seres divinos y deidades a las cuales hay que adorar para que sigan siendo como son, al final del día son como todos nosotros pero con una profesión millonariamente diferente.

QUIZÁ TE INTERESE  Se anuncia el primer teaser de Star Trek

El mini-documental a cargo del director Awol Erizku es sencillo y muy vistoso pero tiene algunos problemas, el primero está en su duración, con tan solo 21 minutos pareciera más que es un extra que viene en alguna edición en formato casero de alguna de sus películas que en sí un documental, es muy poco el tiempo para narrar las cosas porque todo se siente que va demasiado aprisa o bien esas tomas a flores o al cielo o a la ventana que no aportan absolutamente nada y solo restan tiempo en pantalla.

Tampoco tiene ese desarrollo que se necesita para un trabajo de investigación biográfica que así como los géneros en las películas también tiene reglas, debe haber un precedente, el desarrollo de la investigación y la conclusión, aquí eso no se cumple son solo un grupo de personas hablando bien de otra ¿que hizo cosas buenas? sí las hizo pero hay más que solo sus últimos trabajos, de sus inicios poco se habla o de lo que fue en sí su vida personal que es una parte muy importante cuando cuentas una biografía o en este caso, un documental.

La estructura es muy rustica porque al carecer de un guión no se entiende bien la narrativa y la cronología de los eventos, solo son anécdotas colocadas de una manera en la que todo se vea parcialmente simétrico lo que deja con preguntas o con ganas de ver más de lo que hay.

Los puntos que tiene a favor es que la fotografía esta sumamente cuidada para que quienes dan un punto de vista se vean espectaculares, porque a cada momento nos dan a entender que haber trabajado con Boseman fue una gran experiencia tanto por su sencillez como por su profesionalismo y compromiso con sus compañeros, un hombre que nunca se vio envuelto en un escándalo sino por el contrario, poco se habla sobre sus aportaciones benéficas contra el cáncer infantil entre muchas otras, que hablan muy bien sobre su generosidad como persona al preocuparse por quienes menos tienen.

QUIZÁ TE INTERESE  El final de The Falcon and the Winter Soldier es solo la presentación de una nueva etapa

La vida de un actor debe ser sumamente difícil, estar siempre en el ojo de la cámara ya sea dentro o fuera de un estudio, el cuidar lo que se dice y se hace, mantenerte en forma, dar una imagen que muchas veces no es la que en verdad define a la persona del personaje, la vida de Chadwick al parecer no perdió ese rumbo ni tampoco parece que fuera la persona que podría perderlo, como fans nos gusta saber cosas como qué les gusta comer o qué opinan de tal tema en específico, o si coleccionan algo o no, nos gusta pensar que tenemos algo en común con ellos porque eso nos hace afines de alguna manera.

Es evidente que esto no funciona como documental lo que es una pena porque es una vida interesante de contar, porque faltan pasajes importantes, porque no tiene un enfoque más personal que no sea el de que nos haga pensar a cada momento “era una buena persona y no merecía morir” muchos y muchas más están en su caso pero la diferencia es que no son figuras públicas sino personas ordinarias luchando día a día contra una enfermedad, sigo pensando que si gana el Oscar sería poco merecido porque si bien su trabajo es bueno no es el mejor.

En conclusión, lo que vemos es solo una breve semblanza en una parte de la vida de este actor que no quita pero que tampoco aporta nada nuevo, tampoco es original y mucho menos algo objetivo, como extra en un formato casero podría quedar mucho mejor pero la etiqueta de documental tiene letras de sobra para lo que es, ojalá que la tendencia en este tipo de trabajos cambie en los próximos años y sean mucho más concretos y arriesgados porque es un género difícil de llevar y mucho más lo es que nosotros como espectadores lleguemos a interesarnos.

“Sea cual sea la carrera que elijan recuerden que las dificultades en el camino están ahí para prepararlos para su propósito”

Chadwick Boseman: Portrait of an Artist ya esta disponible en la plataforma de Netflix solamente por 30 días.