Aztechin

Noticias de Cultura Pop

Cine y Series

Cabalística de #GameOfThrones

Siete, siete, siete. No hay fecha que no se llegue ni plazo que no se cumpla, y ya son sólo 7 días para que veamos el séptimo capítulo de la séptima temporada de Game Of Thrones.

Al momento de escribir estas líneas faltan sólo 7 capítulos para que asistamos al final de una de las series más exitosas de todos los tiempos, con una producción impecable que además tiene el mérito de introducir a la televisión estelar la fantasía de la mano de tal vez el universo ficticio más complejo dentro de este género, aunque hay que estar claro que es probable que no veamos los últimos 6 capítulos hasta 2019.

—Hasta aquí la zona libre de spoilers, aunque sólo si has vivido debajo de una piedra no hubieras contemplado la posibilidad de lo que sucedió en el capítulo más reciente—

El gran spoiler se dio hace varios meses, cuando surgió un poster apócrifo – o una filtración mayor, según se vea – que mostraba al Rey de la noche montado en un dragón que evidentemente formaba parte de su ejército de muertos.

Dos pensamientos vienen a mi mente después de lo que se nos reveló en el capítulo de este domingo. La primera tiene que ver con que si el líder los White Walkers, dada la experiencia, fuerza, conocimiento y temple que ha demostrado, ¿por qué esperó hasta ahora para tratar de conquistar los siete reinos?

Supongo que tiene que ver con que al fin ha llegado otra larga noche y probablemente el clima más cálido – o menos gélido- tampoco lo favorecería, a lo mejor no le gusta oler a sus huestes en descomposición ni el ejército de moscas que atraería, y seguramente tendrá que ver con la marca que ha impuesto a Bran y la propia inexperiencia de éste, tal vez por eso mismo el antiguo cuervo de tres ojos se mantenía al norte del muro y habiendo logrado poner su impronta en un ser vivo y lo suficientemente poderoso podrá derribar los hechizos protectores de la gran muralla y de paso echar abajo para siempre esa barrera.

La segunda cuestión es un pensamiento esporádico que vino a mi mente enmedio de la batalla: ¡Pinches niños del bosque! Si de todas maneras se iban a extinguir para qué chingarle la vida a los demás creando a los hielizombies.

A propósito de la condición de los muertos animados, ¿soy sólo yo quién vigilaba sus bocas durante la confrontación? Debe ser la influencia de The Walking Dead.       

QUIZÁ TE INTERESE  La Wonder Woman de Mariko Tamaki

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *