Ma Rainey’s Black Bottom, el último trabajo de Chadwick Boseman

El cine tiene diversos y muy variados géneros, algunos más representativos que otros pero uno que siempre ha destacado con brillo propio es el musical, grandes historias en producciones muy destacadas han sido llevadas con éxito a la pantalla grande.

Dentro de esto hay un sub-género muy discreto y es lo que refiere al cine negro o bien hecho por actores de color para ese tipo de público, cabe mencionar que lo que han presentado es más del tipo noir con ese toque de Jazz y de blues muy característico de los años 20’s a 40’s.

Ma Rainey’s Black Bottom es una propuesta muy interesante sobre esto que ha presentado Netflix y que no solo rinde homenaje a este tipo de cine sino también al ya fallecido Chadwick Boseman.

¿De qué va la película?

La historia se centra en un episodio de la vida de la pionera del blues Ma Rainey y lo que vemos transcurre durante una sesión de grabación en el año de 1927. Cuatro integrantes que conforman esta banda donde destaca Levee Green (Chadwick Boseman) que hace amistad con la diva Ma Rainey (Viola Davis) poco a poco van narrando sus experiencias en temas como segregación racial, abusos físicos y sexuales, injusticias laborales a las que han sido sometidos, así como la defensa de los derechos civiles, enmarcado con una selección impecable de blues.

“Los blancos no entienden el blues, lo oyen pero no saben cómo llegó allí, tampoco entienden que es el idioma de la vida”

Si bien este tipo de trabajos van más enfocados a una crítica social que ha estado vigente durante años por la comunidad afroamericana en la que la lucha de poderes se ha hecho presente, no desvía su contenido a solo este elemento sino que expone de una manera elegante el talento musical.

Esta cinta es una adaptación cinematográfica escrita por August Wilson de una obra de teatro homónima presentada en Broadway en 1982 nos da la sensación de estar en una representación de este estilo y que permanece en todo momento con una muy cuidada fotografía y un impecable diseño de arte recrean perfectamente bien esa época en donde como espectadores podemos sentirnos muy cómodos.

El director George C. Wolfe (Fires in the Mirror) junto con el escritor Rubén Santiago-Hudson entienden perfectamente bien este paraje en la historia musical que ayudó en gran parte a este género del blues y de los vodeviles hasta los elegantes centros nocturnos de la época en donde no había tanta libertad para las personas de color que en ellos trabajaban.

QUIZÁ TE INTERESE  Batman: Death in the family, una gran experiencia interactiva (Con Spoilers)

Por el título de esta película como espectadores esperábamos ver una biopic de esta icónica y polémica mujer o algo  más al estilo de Ray (2004) centrada en la vida de Ray Charles, o como la cinta sobre James Brown pero no es así, este trabajo es más introspectivo en el tema que aborda que va más allá de solo ser musical sino que a cada momento nos presenta a personajes entrañables en situaciones difíciles y de cómo eso los motiva a defender sus derechos como personas con base en el talento que poseen.

Aunque la película es impecable tiene un grave problema, Chadwick Boseman era un buen actor que se dio a conocer por interpretar a T’challa en Captain America: Civil War (2014) y luego en Black Phanter (2018) y que este es su último trabajo antes de fallecer en 2020, es muy cliché decir cosas buenas de las personas que ya no están y pese a esta situación es élquien se ha robado toda la atención dejando de lado todo lo maravilloso que podría ser por sí misma.

No sabemos exactamente cómo sucedieron las cosas y lo mucho que padeció con el cáncer de colon Boseman no se permite que eso lo defina y entrega una de sus mejores actuaciones; ya lo habíamos visto encarnando a otro grande de la música en I Feel Good: La historia de James Brown en Get On Up (2014) por lo que para esta cinta ya contaba con las tablas suficientes para superarse así mismo, lo cierto es que en este trabajo se siente que puso su alma en ello para interpretar a Levee, el rebelde trompetista de la banda y un talentoso músico, pícaro y entusiasta, soñador y visionario que vivió en carne propia la cruda relación entre blancos y negros a principios del siglo XX.

“Este sería un mundo vacío sin el blues”

Por su parte la gran Viola Davis hace lo propio como Ma Rainey, podría parecer odiosa y petulante pero su personaje tiene un trasfondo muy poderoso como una mujer afroamericana que triunfa rotundamente y su éxito le permite poner términos y condiciones sobre su propia obra lo cuál no estaba muy bien visto sobre todo por el clima político que tenía esa época en donde este tipo de personas eran segregadas a menos que nada y en donde sus escasos derechos eran abusados por los demás.

QUIZÁ TE INTERESE  The Shadow, un clásico en VHS (Reseña retro)

La espectacular obra musical corre a cargo de Branford Marsalis que hace un trabajo impecable con el soundtrack ya que pieza por pieza fue grabada con orquesta en vivo lo que da ese melancólico ritmo del blues en su máxima expresión porque junto con sus protagonistas es un personaje muy importante dentro de la cinta porque son estas mismas piezas las que van evolucionando y sirven como fondo para ver esta creciente amistad entre un músico y una diva.

El elenco que participa tiene a Viola Davis, Chadwick Boseman, Glynn Turman, Michael Potts y Colman Domingo quienes hacen un estupendo trabajo encarnando a sus personajes quienes de poco a poco se vuelven entrañables pero sobre todo, cada uno tiene su historia y sus motivaciones para que en ellos nazca ese cambio que vemos como espectadores ante una sociedad que no admite que el talento pueda venir de personas tan ordinarias como ellos, que es esto mismo lo que impulsa a la critica que no nos parece incómoda y a su cruzada por los derechos que les corresponden.

En conclusión, Ma Rainey’s Black Bottom no es una película ligera o una que se encasille en el género musical sino que es una obra que demuestra que las minorías estando unidas pueden hacer la diferencia no solo en lo que los rodea sino en sus vidas y lo que serán de ellas en un futuro, un trabajo muy digno si no fuera porque ha quedado empañado por el fallecimiento de unos de sus protagonistas el cuál es seguro que obtenga in merecidamente el premio Oscar como un trabajo póstumo y destacado más que por ser una producción que tiene personalidad y que puede brillar así misma.

Ma Rainey’s Black Bottom ya está disponible en la plataforma de Netflix.