Aztechin

Noticias de Cultura Pop

Cine y Series Tecnología Videos

¿Debería contratar Claro Video?

La respuesta es no, pero probablemente ya lo tengas.

Con un catálogo que deja mucho que desear, pocas producciones originales y un extensísima selección de videohomes mexicanos, Claro Video cuenta además con la opción de rentar contenido por evento, así como suscribirse a OTTs como Fox Premium, HBO Go o la plataforma para niños en edad preescolar Noggin.  

En rápido scouting de las películas que puedes rentar encontré al menos 9 títulos ya disponibles en Netflix, lo que implicaría que pagar $451 pesos por sólo ver esas 9 películas, mientras que un mes completo del catálogo de netflix es mucho más barato.

Claro que hay algo irresistible en la selección de Claro Video, Law & Order: Special Victims Unit. Yo todavía tengo la esperanza de que algún día la vuelvan a subir a Netflix.

La buena noticia es que probablemente no tengas que desembolsar nada extra para poder verla, o tal vez Shark Tank México si tienes el estómago, pues en los paquetes Infinitum y en algunos de los planes de Telcel se ofrece de manera gratuita.

Lo que por supuesto me lleva a imaginar la manera en que consumiremos contenidos en unos años. Hasta hace relativamente poco tiempo, la oferta de contenido On Demand estaba dominada por Netflix que pegó primero y por ello pegó dos veces, pero poco a poco hemos visto cómo han aparecido – y también se han extingido o cambiado de esquema de negocios, por ejemplo Vudu, Crackle,etc. – otras plataformas, ah y unas que no se animan a llegar a México como Hulu.

La cuestión es si realmente tener una oferta tan amplia será sostenible en el largo plazo, pues finalmente creo el consumidor común mantendrá dos o tres plataformas máximo, puesto que el día sólo tiene 24 horas y si no se trabaja y no se duerme, difícilmente se podría tener acceso a este servicio.

Ahí es donde está lo interesante del esquema de negocio de Claro Video, que proporciona la suscripción como un valor agregado a otro producto que pudiera cubrir una necesidad mayor para el usuario – aunque ahora se ofrezca por tiempo limitado. De la misma manera Amazon mantiene su servicio de streaming como un valor agregado a la suscripción a la plataforma de e-comerce que ofrece beneficios extras como envíos gratuitos.

Si atendemos a esta tendencia, no deberías extrañarnos que en unos años a lo mejor un sistema de recompensas o programa de lealtad pudiera estar ligado a un servicio de streaming con contenido exclusivo. ¿Si tu banco te ofreciera que al hacer cierto nivel de cargos mensuales a tu tarjeta de crédito pudieras tener acceso a una plataforma especialmente desarrollada buscarías pagar todo con ella?

Imaginemos lo que podría crecer el negocio, si por ejemplo Inditex – propetaria de marcas como Zara, Stradivarius, Pull & Bear, Bershka, Lefties, entre otras- te ofreciera esta posibilidad por mantener un consumo mínimo cada mes, ya no hablemos de cadenas de consumo aún más masivo como los supermercados.

QUIZÁ TE INTERESE  Timbiriche en el cine

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *