Aztechin

Noticias de Cultura Pop

Cine y Series

Hubie Halloween, es aberrantemente divertida

Hay películas con producciones modestas que su único cometido es entretener, desde ya hace unos años el actor y productor Adam Sandler vio en la plataforma de Netflix una alternativa para este tipo de trabajos.

Debo admitir que desde The Wedding Singer (1998) con su particular visión sobre la vida en los años 80’s y toda su cultura pop, las películas de este actor me caen muy bien, me entretienen, me hacen reír, hay veces que lamentablemente su sentido de la comedia sobrepasa lo gracioso y se vuelve sumamente aburrido, sea por el guión o por su estructura no logran captar la atención.

Hubie Halloween es el estreno de esta plataforma para esta temporada.

¿De qué va la película?

Sandler interpreta a Hubie Dubois, un hombre al que muchos toman por tonto cuando en realidad es buena persona que vive en el pueblo de Salem con su madre y que es víctima del acoso y de la burla por parte de muchos en su entorno pero algo va a suceder en la noche durante las festividades de Halloween y dependerá de la astucia e ingenio de nuestro protagonista el poder salvarlos a todos.

Hubie Halloween
Adam Sandler

La película en ningún momento pretende ser algo serio o algo que pase como un trabajo destacado, es simplemente una comedia para entretener y divertir, Steven Brill su director no se toma la más mínima de las molestias en enredar la trama o hacerla una denuncia social a las personas que son acosadas por otras, los escritores Tim Herlihy y el mismo Sandler tienen muy en claro que el propósito de todo esto es pasarla bien trabajando y divertirnos como espectadores con bromas exageradas y chistes sumamente gringos.

QUIZÁ TE INTERESE  Los Minions Invaden The Fast & The Furious

El guión es demasiado simple tanto que es sumamente adivinable lo que va a suceder, que tampoco es de sorprenderse, las referencias visuales y sonoras al cine de terror y su cultura son evidentes, hacen un digno homenaje a todo lo que conocemos del género.

Cualquiera pensaría que ver un trabajo así es una pérdida de tiempo y recurso pero tiene momentos destacados, las risas involuntarias están presentes durante todo el tiempo cosa que nos mantiene como espectadores en un nivel bastante aceptable de interés, la narrativa está bien llevada y todas las referencias son puestas en momentos estratégicos porque en ningún momento pretende burlarse de nada ni de nadie por el contrario, se burla de sí misma.

El casting de actores me resulta sorprendente porque muchos de ellos han hecho buenos trabajos en la pantalla grande, sabemos que Sandler es muy de trabajar con sus amigos en este caso Kevin James y Rob Schneider a quiénes se les une para este trabajo Julie Bowen, Steve Bucemi, Ray Liotta, Michael Chiklis, Shaquille O’Neal, Noah Schnapp y Ben Stiller, quienes vemos en todo momento que se están divirtiendo, que pretenden hacer algo serio de este trabajo cuando no es así, se sienten muy cómodos con lo que hacen y eso deja una sensación muy agradable de ver, los personajes están bien definidos, se entienden de manera clara sus motivaciones.

Después de todo lo dicho, la trama de la cinta falla en darnos un aprendizaje forzado, el bullying que no sólo es por los niños y jóvenes sino que también por parte de los adultos rompe un poco con el ritmo que lleva pero se entiende perfectamente que es un trabajo ridículo.

QUIZÁ TE INTERESE  Donald Trump regresa a SNL con la Pi-Pi Party

Sandler sabe muy bien cómo manejar la comedia y tampoco se preocupa por destacar o por los millones que pueda o no ganar, o por traer mas suscriptores a la plataforma sino que busca entretener, cosa que en el tiempo que vivimos se agradece porque ahora lo de “moda” es subestimar las cosas, esto no tiene nada de eso.

Hubie Halloween no es para públicos exigentes, a veces la simpleza que tienen algunas cosas son las que las hacen agradables y dejan ratos amenos siendo aberrantemente divertida.

Que la película es sumamente idiota sí y estoy sorprendido de mi mismo al decir que me gustó, que me divertí, que me reí a carcajadas porque entre tantas opciones buenas y malas que ver hay algo neutro que da un descanso a todo eso, no es la mejor película, tampoco es algo que vaya a ser célebre, mucho menos que sea un clásico de la comedia moderna pero su nivel de entretenimiento está por encima de muchas producciones si lo vemos en el contexto de que es algo muy ligero.

Bien por Netflix, bien por Sandler y su equipo que se arriesgan a hacer este tipo de cosas sin importar lo que los críticos de cine y los demás opinen.

La película ya está disponible en Netflix.

Rod
Bruno Díaz de día, Batman de noche