Jupiter’s Legacy llega tarde y en mal momento

Parece ser que la “moda” por las series y películas de superhéroes está más fuerte que nunca, entendamos que la moda es el valor que más veces aparece dentro de un conglomerado en este caso se aplica a las plataformas de streaming como Netflix, Amazon Prime, HBO max, Disney+ entre otras que muestran sus trabajos esperando sean del agrado de propios y extraños.

Por un lado tenemos a 2 editoriales de cómics que han estado por años a la cabeza del mercado, Marvel y DC Comics han llevado a sus personajes a todo el medio del entretenimiento pero ¿que hay de aquellas que son menores pero que tienen un interesante catálogo de personajes? Image Comics, Dark Horse, Dinamyte, Valiant, etc han aportado mucho a este género en el cine y la televisión con resultados muy buenos y unos muy malos.

Netflix con sus producciones originales cuenta ya con una nueva serie basada en el cómic Jupiter’s Legacy creado por  Mark Millar (Kick Ass, Superman: Red Son) e ilustrado por Frank Quitely que vio la luz en el 2013 y que parecía ser original en su concepto.

¿De qué va la serie?

Sheldon Sampson (Josh Duhamel) es el hijo de un acaudalado empresario que perdió su fortuna y su vida durante la caída de la bolsa en 1929, con el paso de los años este hombre se convirtió en uno de los superhéroes más icónicos y queridos, Utopian, que ahora libra una batalla determinante con su familia, sus hijos  Chloe (Elena Kampouris) y Brandon (Andrew Horton) han crecido y también han manifestado poderes extraordinarios; ahora que el mundo ha cambiado y que se ha vuelto más violento deberá hacer frente a estos problemas y buscar la solución para que una nueva generación de súper poderosos sean lo suficientemente buenos para salvar al mundo de cualquier adversidad apegándose a un código de conducta que no todos están dispuestos a cumplir.

Como concepto es bueno pero no tan original como esperábamos, si bien este género tan de moda y tan popular ha llevado grandes cosas a las pantallas con buenas historias y excelentes actores se encuentra muy lejos de ver su ocaso porque cada día surgen nuevas ideas pero ya en este punto, se debe tener mucho cuidado con lo que se hace porque ya hemos visto casi todo.

La serie de ocho episodios en su primer temporada dedica gran parte de ellos a contar historias de origen en paralelo que a veces puede sentirse confuso por como es su estructura, esto es, con base en una historia de van dando otras subtramas empezando por ver a manera de flashbacks lo que sucedió en el pasado y que da origen a estos personajes.

Utopian, Brainwave, Lady Liberty, Flare, Skyfox y Blue Bolt conforman la Union of Justice que por años han salvado al planeta pero, entre sus filas algo más se gesta y es la envidia y la ambición por parte de uno de sus miembros que ya no está de acuerdo con su manera de llevar las cosas y se vuelve, claro está, un villano como para darle más sabor a la historia; las acciones que tienen como héroes y su moral son un tema muy recurrente y no podía faltar esa cita de “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”

En los primeros minutos del primer episodio vemos que hay varios problemas que al parecer jamás tuvieron intenciones de corregir o si los dejaron de manera intencional para captar más nuestra atención, lo cierto es que, cosas como los discursos morales, el poco y a veces nulo desarrollo de personajes, las sub tramas que no concluyen ni aportan nada, un origen narrado a medias no ayudan a entender qué es lo que pretendían sus realizadores con este trabajo.

QUIZÁ TE INTERESE  Ya vi "El hilo fantasma" (Phantom Thread) Reseña

Vamos a ver, en cuestión de personajes no nos queda muy claro cómo es que obtienen sus poderes pero es aún más incomprensible de dónde surgen los demás, todo esto nos deja con más preguntas que respuestas porque en nada aclaran y explican cómo es que hay una nueva generación de chicos super poderosos empezando por la relación que hay entre ellos y los viejos, los primeros de la Union of Justice que ya están cansados y van a dejar ese legado en manos de unos jovencitos que no están ni mínimamente preparados para enfrentar amenazas más grandes o a villanos más tontos.

Es claro que este programa quiere compararse y estar al nivel de series como  Invincible y The Boys ambas de Amazon Prime pero que tiene largos períodos de un drama complejo e innecesario porque no se arriesga ni quiere hacerlo en representar el lado oscuro de estos personajes, ni justifica de manera clara y creíble sus motivaciones, no da pie a que se desarrollen y simpaticen con nosotros como espectadores y ni hablar de la violencia gráfica y explícita que aquí es sólo sugerida pero que pretende ser impactante.

Aunque su narrativa hace lo que puede para que todo cuadre no es suficiente para entender  que le dan tantas vueltas a una historia de origen, Sheldon tiene visiones luego de ver cómo se suicida su padre lanzándose al vacío desde la azotea de un edificio, un molino de viento, unos signos extraños y una misteriosa isla son los elementos que tiene para descifrar el misterio que le cambiará la vida no solo a él sino a 5 personas más incluyendo a su mejor amigo George, a su hermano Walter,  a la periodista Grace, a Fitz un obrero de la empresa de su padre y al desconocido náufrago Richard, al obtener sus poderes es Utopian el que ejemplifica el surgimiento de estos personajes en la cultura pop hasta nuestros días, es el perfecto protector de los valores de una nación que pretende ser un ejemplo para el mundo, sin embargo, también refleja que este tipo de super hombre perfecto con una moral intachable no es útil en el mundo actual.

Mucho más exitosos son los flashbacks, contados en una relación de aspecto más amplia, que detallan la historia del origen de The Utopian, Lady Liberty y otros cuatro héroes que serían conocidos como The Union. Resulta que el padre de Sheldon fue uno de los varios hombres que se arrojaron desde un edificio durante el colapso de la bolsa de valores de 1929, lo que provocó el caos en el rico clan Sampson. El hermano de Sheldon, Walter ( Ben Daniels ), intenta mantenerlo a raya, pero Sheldon comienza a tener visiones de una isla lejana que nunca antes había visto. A lo largo de la temporada, el joven Sheldon, Grace, Walter, Richard Conrad (David Julian Hirsh), Fitz Small (Mike Wade) y George Hutchence (Matt Lanter ) llegan a esa isla, donde todo cambia.

Todo esto pierde impacto porque tardan demasiado tiempo en revelar el cómo más no el por qué de lo que les sucede y de cómo tienen que enfrentar ese cambio al paso de los años, cada capítulo se va volviendo menos interesante y más aburrido porque te reiteran una y otra y otra vez que los valores son importantes cuando tienes poderes y que hacer lo correcto es lo que importa y prevalece, el final de temporada pudo ser aún mucho mejor con esa revelación que para ese momento ya carece de importancia y espectacularidad y no porque lo hayamos visto venir es más bien por la falta de peso en el argumento.

QUIZÁ TE INTERESE  Marvel prepara "THE INHUMANS" para IMAX y ABC en 2017

El otro mensaje que nos dan con los hijos de Utopian y de como han ido tomando sus vidas es un cliché ya demasiado gastado, la fallida dinámica entre padre e hijo aquí se ve y se siente exagerada y decepcionante, Chloe a pesar de tener habilidades de grito sónico, super fuerza, poder volar y ser invulnerable decide tener una vida de supermodelo llena de excesos, drogas y sexo, el en caso de Brandon que quiere estar a la altura de su padre y realizar grandes hazañas y en el caso de los 2 lo justifican de una manera poco original porque, ay qué pesada es la vida cuando tienes un padre influyente y en este caso superpoderoso, pero aquí eso está muy mal llevado y pésimamente desarrollado.

El guión fue dividido en 8 partes siendo , Steven S. DeKnight, Henry G.M. Jones, Morenike Balogun Koch, Akela Cooper, Kate Barnow, Sang Kyu Kim y Julia Cooperman quienes adaptan esta historia pero que pareciera que cada quién lo hace a su modo y por su lado y no en un trabajo conjunto que lleve una línea argumental fija y entendible que logre desarrollar bien cada uno de los eventos y personajes, que recreé de manera fehaciente lo que pasa en el comic, que posea diálogos interesantes que den paso a la acción en toda su espectacularidad, que entendamos por qué estos viejos héroes y su pasado ya no tienen cabida en un mundo moderno, ninguno de ellos ha entendido la esencia de lo que Millar ha creado y mucho menos han podido transmitir.

En cuanto a la ambientación de los años 30’s no nos podemos quejar está bien hecha y toma todo lo que necesita para situarnos en esa época y entorno, los efectos especiales no terminan de definir la parte de acción visual que vemos porque se ven sumamente burdos y mal hechos lo que resta espectacularidad a las escenas y las vuelve planas y sin chiste, sobre el maquillaje sí hay mucho que les falta, las pelucas, las barbas, en sí el proceso de envejecimiento se ve falso, poco cuidado y detallado, lo que contradice la parte que revela de que todos ellos pueden ser inmortales, el vestuario es bueno pero falla al recrear a los personajes como se ven en los comics, los trajes se ven sumamente exagerados y plásticos con blancos que nunca se ensucian y con dorados muy poco brillantes y hacen que se vean como una parodia de su contraparte en papel.

La actuaciones principales por parte de Josh Duhamel, Ben Daniels, Leslie Bibb, Matt Lanter, Elena Kampouris, Mike Wade y Andrew Horton están bien a ratos pero no logran ser destacables porque a todos ellos les falta una buena dirección y sobre todo un buen guión que puedan desarrollar.

En conclusión, Jupiter’s Legacy llega en un muy mal momento y demasiado tarde porque no puede compararse ni tampoco competir con otras producciones que llevan mejor la idea de la moralidad en tiempos modernos, no es perfecta pero si entretenida, si quiere seguir expandiendo su legado tendrá que hacerlo de una mejor manera si es que hay más temporadas.

La primera temporada completa ya está disponible en la plataforma de Netflix.