Monster Hunter: La cacería comienza, tiene más franqueza que grandeza

La industria de los videojuegos es un punto y aparte en el entretenimiento y lo que ha pasado desde hace años es que, cuando se trata de llevar uno de estos juegos a la pantalla grande los resultados no han sido tan buenos tenemos el caso de películas como Street Fighter, super Mario Bros, Silent Hill o Resident Evil que han tomado su propio camino alejándose por completo de su material original.

Monster Hunter: La cacería comienza, es asombrosa por su derroche técnico pero ¿es fiel a los videojuegos? la película de acción dirigida por Paul W.S. Anderson tiene como protagonista a Milla Jovovich dan un action live a la franquicia de Capcom.

¿De qué va la película?

En medio del desierto un grupo de marines se ve atrapado por una tormenta de arena que los llevará a otra dimensión, un mundo donde habitan monstruos peligrosos y poderosos  Cuando la teniente Artemis (Milla Jovovich) y sus soldados serán puestos a prueba para sobrevivir en un mundo que no conocen y que parece desafiar cualquier lógica ella  encontrará la ayuda que necesitan en un hombre misterioso que ha encontrado la forma de defenderse y que será la clave para que esas criaturas no tomen nuestro mundo como suyo.

Paul W.S. Anderson está a cargo de este proyecto y que pareciera que hace buenas películas basadas en videojuegos Mortal Kombat, Resident Evil y ahora Monster Hunter: La cacería comienza, cada una de estas adaptaciones es muy diferente y cinematográficamente hablando  podemos decir que algunas son mejores que otras pero todas cuentan con un factor en común que une las imágenes y el trabajo de Anderson y son los entornos en los que se desarrolla la acción, es un cineasta que parece más un arquitecto dentro del género que un director de cine y como ejemplo tenemos Event Horizon: La nave de la muerte (vaya subtítulo…) que si bien no tuvo el éxito esperado en su momento cosa que cancelaría el proyecto de hacer 2 cintas más que diera continuidad a la historia, es ahora considerada una obra maestra de ciencia ficción y el terror sobre una nave espacial que había ido y vuelto literalmente al infierno, en la que la nave es el personaje central.

La película toma su propia personalidad más en el género de fantasía en una película de monstruos la vestimenta, las armas y toda su ambientación es muy aparte del juego la criaturas son el máximo espectáculo de CGI que está sumamente cuidado para hacerlas sumamente creíbles especialmente el icónico Rathalos que aunque muy breve es su aparición es con quién tienen el enfrentamiento final, arañas gigantes, los enormes gusanos subterráneos con cuernos, los dragones que escupen fuego, entendemos que si la película se llama Monster Hunter lo que esperamos es verlos en toda su plenitud y en eso no podemos estar decepcionados por el contrario, nos dan a manos llenas lo que prometieron.

QUIZÁ TE INTERESE  Mis teorías y comentarios sobre Avengers: Endgame (Spoilers)

Los monstruos son los protagonistas indiscutibles, son mucho más letales de lo que Monster Hunter: La cacería comienza no se esfuerza en contar cosas a profundidad es una batalla entre humanos queriendo sobrevivir y gigantes que buscan proteger y expandir su territorio, su narrativa está llena de acción desde el primer momento en que vemos como estos soldados son aniquilados de uno por uno mientras intentan entender cómo es que se puede matar a un ser tan poderoso y pasan de una bestia a otra mientras son eliminados uno por uno en un estilo gore que ya habíamos visto antes en la franquicia de los zombies creados para Resident Evil.

Como guionista, productor y director Paul W. S. Anderson sabe muy bien cómo manejar una acción  que se siente limpia con un estilo propio y muy característico porque para vencer lo que necesitan son trampas, ganchos de agarre y espadas hechas con los restos de los caídos los cuales son fieles a su contraparte en el juego con tomas amplias y dramáticas que muestran la escala que hay entre humanos y bestias.

La película tiene un gran reparto encabezado por Milla Jovovich y Tony Jaa, Diego Boneta, Josh Helman, Tip “T. I.” Harris, Jin Au-Yeung, Meagan Good y Ron Perlman son quienes completan este cuadro de actores que hacen lo posible por mantener a cada momento la acción y a ratos un poco de comedia para liberar tensión en los momentos más altos, es claro que Jovovich ya tiene un lugar dentro del género de acción pero hay algo que aún le falta y es que se involucre más con el personaje que debe interpretar porque se ve muy repetitiva y sin tanta personalidad, por ejemplo: cuando en una parte de la cinta ella descubre que las arañas gigantes no pueden salir al sol, las escenas de suspenso giran al rededor de lo que sucede con la lenta aparición y desaparición de la luz solar.

QUIZÁ TE INTERESE  Willem Dafoe, un dios de la muerte

Su personaje no puede tomar una decisión concreta sobre las ventajas que eso les da. Como espectadores estamos tan inmersos en la perspectiva de los personajes y sus movimientos que es muy fácil no darse cuenta del error porque la experiencia de verlos en esa situación se vuelve más visceral porque la visión de Anderson por diseñar sus escenas de acción con base en los escenarios, paisaje y las cuevas, está lleno de un potencial dramático que está ahí para justificar el recurso y no solo para transmitirlo o para tener conversaciones sin sentido para rellenar la historia, porque más que acción en la que ya ha demostrado que tiene bastante experiencia es la capacidad que tiene de usar entornos que parezcan y se sientan de otro mundo.

Monster Hunter: La cacería comienza, tiene lugar en una dimensión fantástica en la que los humanos se enfrentan a una variedad de criaturas gigantescas, surrealistas y aterradoras, uno de sus atractivos son las locaciones transformando parte del desierto del Namib en un sorprendente paisaje lunar.

Un gran acierto que tiene este trabajo por sobre sus errores es la relación entre Artemis y el Cazador quienes no hablan el mismo idioma por lo que la comunicación entre ellos se da a través de gestos y miradas que junto con la música compuesta por Paul Haslinger hace una mancuerna perfecta para este tipo de escenas, otras piezas más ruidosas y sin complejos para la acción que en conjunto cumple perfectamente con las reglas que manejan ambos géneros.

En conclusión Monster Hunter: La cacería comienza, es un trabajo hecho más para complacer a los fanáticos de los monstruos que a los fans del videojuego porque tiene más franqueza que grandeza que muchos encontrarán como irresistible y otros más como desagradable lo que nos da una idea del tipo de película que es.

La cinta está próxima a estrenarse en las salas de cine en nuestro país (si la pandemia lo permite).