Aztechin

Noticias de Cultura Pop

Red State Movie
Cine y Series

Red State y la crónica de una secta (Reseña)

Kevin Smith es un director y escritor de cine, televisión y cómics que trabaja para la editorial Marvel, entre sus trabajos más destacados en cine está Clerks, Dogma y Tusk, también sabemos que es un jugador frustrado de fútbol que en los años 90’s tenía un futuro prometedor, pero llegando al año 2000 su carrera fue de más a mucho, mucho menos.

Sus trabajos manejan un humor muy peculiar que raya entre el sarcasmo y el cinismo que enmarcan bien los guiones que escribe y sabe cómo plasmarlos en la pantalla cuando de dirigir se trata.

Red State es un trabajo viejo pero que ha estado muy presente en diferentes plataformas en estos tiempos, algunas películas en su momento de estreno no tuvieron la atención e importancia que tendría años más tarde, un fenómeno mediático difícil de comprender porque se vuelven de “culto” entre un selecto grupo de seguidores y que en lo personal me ha sorprendido mucho.

Esta historia está inspirada en los hechos reales encabezados por Fred Phelps, líder de un grupo religioso independiente, extremista y asesino que se hacía llamar “la Iglesia Bautista Westboro” conocida por ser extremadamente homófoba y fomentar el odio racista, sus miembros la consideran como fiel seguidora de los principios del bautismo primitivo y del calvinismo que pone la autoridad de Dios sobre todas las cosas.

Red State narra uno de los muchos casos de esta secta desde diferentes puntos de vista que nos dan un panorama más general de lo que estaba sucediendo entre sus miembros y la relación con la comunidad en la que viven, Kevin Smith experimenta en su cinematografía al intentar introducirse en otros géneros como el de el horror de serie B o casos basados en hechos reales retratando su lado más crudo.

¿De qué va la película?

Esta historia nos presenta a tres adolescentes desmadrosos que utilizan una página web para citarse con una mujer mayor que les promete una noche de sexo, ya en el encuentro los protagonistas descubren la horrible verdad, han caído en una secta religiosa de ultra derecha que los utilizará como sacrificios para Dios…

QUIZÁ TE INTERESE  Netflix está realizando la serie de acción de Cowboy Bebop en Live Action

Red StateDe esta manera llegamos muy rápido al primer clímax de la trama, los tres amigos deberán resolver como escapar de la capilla donde están atrapados, mientras estos fanáticos religiosos realizan su ceremonia antes de que los maten.

Pero vamos por partes, como en la cinta, en este punto en particular la tensión que causa al espectador está muy bien lograda, la escenografía es muy buena y casi exacta a la ubicación real. Smith no se anda por las ramas al momento del largo monólogo del predicador anunciando lo que eso puede desencadenar, cabe destacar una gran actuación por parte de Michael Parks, las escenas de acción están bien filmadas, bien llevadas y muy simétricas con la historia.

Poco a poco la oscuridad y la desesperación comienzan a tomar forma, justo aquí comienza una segunda parte de la historia y la película da otro giro importante porque otro punto de vista nos lleva al agente federal Kennan (John Goodman) quien deberá encabezar el operativo policial para detener a esta peligrosa secta y es donde todo se vuelve un desmadre de tiroteos, giros de tuerca y contra giros que deja al espectador estupefacto entre la tensión constante, el humor negro y el nerviosismo que nos transmiten sus actores.

Sobre la tercera y la última parte de la película, Smith demuestra su habilidad en el guión y evita caer en situaciones cliché que bien podrían servir de muletillas para su desenlace. En esta secuencia en diálogo encaja muy bien con lo que ya vimos, cierra la travesía y remarca con mucho cinismo la crítica que la misma hace al gobierno estadounidense y sus políticas así como a la religión y sus adeptos.

En el caso de Tusk, como en Red State sabe jugar muy bien con el terror ya que en ambos films de Smith demuestra tener un buen ojo y dominio del género al respetar sus reglas a la hora de generar ambientes de tensión y miedo.

QUIZÁ TE INTERESE  Ya vi “Mundo Jurásico” (Jurassic World. 2015)

Pienso que si comparamos ambas películas, lo que falla en Tusk es el humor absurdo e idiota que tanto ama Smith y que por suerte pudo controlar bastante bien en Red State, que curiosamente fue filmada antes.

Aclaremos que Red State no es una película perfecta ni mucho menos pero sí que ha trascendido a lo largo de los años y se ha vuelto sumamente popular, no todo es miel sobre hojuelas porque todo el control y el cuidado que tiene el director en algunos elementos de la historia los pierde totalmente en otros, por ejemplo; en varias oportunidades llega a abusar de la repetición y no le importa ser más concreto, nos recuerda una y otra y otra vez el claro mensaje de quiénes son los malos y quiénes los buenos, todo esto logra romper con las atmósferas que tan bien habían quedado, volviendo la narrativa algo tediosa, porque no es necesario perder el tiempo en pantalla con situaciones aburridas.

Las actuaciones son simples pero muy concretas al momento de expresar emociones, sentimientos y miedo, mucho miedo, el reparto está conformado por John Goodman, Michael Angarano, Kerry Bishé, Michael Parks, Kevin Pollak, Stephen Root y Melissa Leo.

El score de la cinta corre a cargo de Michael Parks que da la ambientación propia de las películas del género sin llegar a ser tan trascendental ni a tomar un lugar como algo esencial para la trama.

Aun así, es un film de lo más entretenido e interesante de bajo presupuesto que aborda un tema que hasta nuestros días no ha sido aclarado del todo pero que nos da una idea cruda de cómo se manejan algunas sectas y lo perverso de sus actos en nombre de un Dios que al parecer es sumamente permisivo y vengativo.

Muy recomendada para estos días lluviosos en donde queremos ver algo diferente.

Red State ya está en diferentes plataformas, como Prime Video de Amazon.

Rod
Bruno Díaz de día, Batman de noche