Wonder Woman 1984, el estreno más esperado… (con spoilers)

Este año ha sido muy difícil para todos y la industria cinematográfica se ha visto seriamente afectada en muchas de sus producciones que serían blockbusters Tenet fue un ejemplo claro de que regresar a las salas de cine sería sumamente complicado, luego de varios retrasos muy marcados y la polémica entre estrenar en plataformas digitales o no Warner Bros Pictures lo arriesga el todo por el todo con una de las películas más esperadas, por fin Wonder Woman 1984 llega a los cines.

Una película que a pesar de todo lo que estuvo detrás de ella y de no ser tan interesante como la primera vale mucho la pena si la vemos en el contexto de que no tiene nada que ver con lo que ya hemos visto, tiene su propia personalidad lo que la hace funcionar muy bien.

La década de los años ochenta ejercen una enorme fascinación en el público por medio del entretenimiento en los últimos años con producciones como Stranger Things que es una oda a todo lo vivido en esos tiempos o el regreso de Karate Kid con la serie Cobra Kai o lo que aún no vemos sobre los Ghostbusters, la nostalgia por esa forma de vida es lo que ha llamado fuertemente la atención de los guionistas y directores dándole un punto de vista muy diferente porque en cada trabajo se esfuerzan para que todo se vea convincente y real.

Podríamos decir que Wonder Woman 1984 es una continuación de la historia de Diana y su interacción con el mundo luego de pelear al final de la primera guerra mundial, esta historia se siente más personal y el objetivo básico de la historia es madurar más al personaje, que evolucione en la superheroína que todos conocemos pero lo más importante, que ya tome un lugar en el mundo.

Ya tenemos el antecedente de como es el día a día que lleva nuestra protagonista después de su pelea con Ares, de haber perdido a Steve Trevor salvando siempre a quien necesita ser salvado, pero tratando de pasar inadvertida en un mundo que está en constante cambio, de revelarse su existencia la pondría en nuevos peligros como ya vimos en Batman v Superman y la foto que tenía de ella Lex Luthor que aunque no conocimos sus planes para los metahumanos sabemos que no era para algo bueno, en esta vida recluida sus recuerdos son lo que la mantienen en un punto atemporal entre el pasado y el presente el reloj que le regaló Steve, fotos de épocas pasadas que nos recuerdan que como semidiosa es inmortal.

La acción es presentada desde el primer momento, la cinta inicia con una escena que nos lleva a la infancia de Diana en Themyscira lo que nos hace descubrir cómo aprendió el valor de ser honesta que ningún triunfo es de verdad si no seguimos las reglas y nos esforzamos por cumplir las leyes, esta lección moral es determinante para lo que vamos a ver en el resto de la película, la secuencia es espectacular y es aquí donde muchos votamos a favor de que haya un spin off centrado en esta isla y sus habitantes. En una competencia creada en secuencia para este trabajo vemos a las amazonas en su máximo esplendor y esta es una de las escenas más hermosas del filme y aunque se se siente un poco forzada porque su importancia será vital para las decisiones futuras de Diana.

El resto de las escenas de acción son muy diferentes, nos recuerdan mucho a aquél cine de este género en la década que se ubica, persecuciones en auto en el medio oriente, la pelea de estas poderosas mujeres en la Casa Blanca, así como la clásica escena de Wonder Woman enfrentando a unos maleantes en un centro comercial donde hace un claro homenaje a la Wonder Woman interpretada por Lynda Carter en el programa de televisión, lo que es sumamente agradable.

QUIZÁ TE INTERESE  El terror llegó con el Tráiler Oficial de Pet Sematary - 2019

Diana es una mujer culta y sumamente inteligente lo que la hace encajar perfectamente en su trabajo como arqueóloga que a su vez es su única manera de socializar y es aquí donde conocemos a Barbara Ann Minerva quien es una persona socialmente extraña pero que logra una conexión más cercana con la amazona quien ve en ella a una amiga, una que fuera de sus hermanas nunca ha tenido, la vemos como ha desarrollado su potencial, más madura y completamente adaptada al mundo del hombre pero que también está dispuesta a dejar todo cuando Steve Trevor (Chris Pine) reaparece en su vida y este es uno de los grandes fallos que tiene la película porque plantea el dilema para el personaje de si quiere seguir siendo una heroína para el mundo o se queda con el hombre de sus sueños.

El regreso de Steve Trevor es muy justificado y entendemos por qué, su participación es más como del que lleva la parte humorística porque al renacer en otra decada 70 años después de lo que vivió lo vuelve como a Diana en la primer película al llegar a Londres, es un hombre muy sorprendido por lo que ve, que tiene muchas más preguntas que respuestas sobre lo que le pasa pero no hay que desarrollarlo mucho porque está escrito en la misma línea que lo conocimos, que si bien este personaje no era necesario para esta película como muchos pensábamos lo que sucede con él es bueno, es destacable, es una manera digna y agradable de cerrar su personaje.

Los villanos llevados a la pantalla grande no han sido del todo buenos, recordemos que DC Comics y Warner Bros Pictures han querido emular al UCM de Marvel desde el éxito que han tenido al armar su universo, en este caso las cosas no van tan a peor, si bien se mantienen en la línea que conocemos del comic de dónde están basados le dan ese giro moderno y los actualizan para poder adaptarlos a una versión live-action que resulte convincente.

La trama es complicada de analizar sin spoilers pero como mencionamos antes aquí en Aztechin todo se centra en una piedra que cumple deseos que es la base del personaje de Maxwell Lord (Pedro Pascal) que se lleva la película desde su primera aparición, nos demuestra que no solo es un gran actor sino que entiende muy bien los personajes que interpreta porque logra matizarlos de muchas maneras diferentes, Max Lord es uno de los pocos personajes que tiene un desarrollo a lo largo de la historia, los guionistas de la película Geoff Jones y Jenkins nos cuentan una versión moderna sobre ese cuento de La pata del mono que concede un deseos a un alto precio, a diferencia de como ha sido representado en los cómics el villano de Wonder Woman 1984 esta es una versión moderna que aparenta ser clásica empieza siendo un vendedor de infomerciales pero conforme lo van desarrollando descubrimos su magnífica habilidad que tiene para manipular a los demás para obtener lo que quiere y ya que la película aborda mucho el tema de las transformaciones en él vemos algo sutil pero efectivo en la imagen de un hombre ambicioso pero que también es muy peligroso no por el artefacto que posee sino porque sabe bien como usarlo.

La versión que vemos sobre el personaje de Barbara Minerva / Cheetah (Kristen Wiig) es interesante porque también vemos su desarrollo que también hace esa referencia a las mujeres de esta década solo que aquí vemos como va dando paso a una transformación, a la de una mujer envidiosa, cruel y vengativa pero no nos queda muy claro el ¿por qué? de este cambio porque plantean que por cada deseo que se pide al Cristal del Caos algo muy valioso se pierde, aquí las cosas son confusas porque como espectadores nos toca deducir que lo que ella perdió fue su integridad y su identidad algo que no explica del todo la importante decisión que toma de electrocutarse después de negarse a retractarse de su deseo casi al final de la película, el gran fallo que tiene esta villana es evidentemente del guión al tratar de hilar, explicar y cerrar todas sus tramas porque empieza siendo un personaje importante y poco a poco se diluye para al final usarla como pretexto para que Wonder Woman renga un enfrentamiento con lo que debería ser una contraparte con igual de poderosa y peligrosa, su mejor momento es sin duda la pelea en la Casa Blanca lo que ocurre antes de su metamorfosis, se siente un poco desperdiciada pero eso ya lo habíamos visto con la Dr Poison en la primera parte.

QUIZÁ TE INTERESE  Ya vi “Liga de la Justicia y Jóvenes Titanes: Unión en acción” (Justice League vs. Teen Titans / EU / 2016).

La confrontación final que esperamos entre ella y Diana es solamente cumplidora porque no brilla como imaginábamos que fuera, la resolución de su arco como personaje es muy poco atractivo y nos deja con ganas de querer ver más, tampoco nos queda muy claro que luego de cambiar casi por completo su origen ¿por qué? se convierte en un Cheetah si su deseo original era ser una copia de Diana Prince, un aspecto similar que comparte con Max después de que pasa el evento trascendental para la trama, no dejan muy claro cómo es que funciona todo y es menos claro aún el por qué el personaje de Pascal busca lo que busca. que es concederle el deseo al presidente de los Estados Unidos las armas nucleares suficientes que puede usar contra Rusia pero a cambio solicita su poder y algunos diseños para un sistema de transmisión que cree poder usar para conceder deseos a una gran cantidad de personas al mismo tiempo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La esperada armadura dorada del águila que Wonder Woman ha estado escondiendo en su departamento está forjada con piezas de la armadura de una misteriosa compañera amazona y que deberá ayudar a protegerla de lo que viene, después de su enfrentamiento con Cheetah enfrenta a Max usando el lazo de la verdad para transmitir sus palabras al mundo entero para que la gente deje de pedir deseos, después de darse cuenta del peligro en el que ha puesto a su hijo, el villano finalmente renuncia a su poder.

El cast está de lo más acertado para una producción como esta, todos entienden bien a los personajes, Gal Gadot, Chris Pine, Pedro Pascal y Kristen Wiig hacen un gran trabajo, por otro lado, la música compuesta por Hanz Zimmer se aleja mucho de lo que ya hemos escuchado y le da un maravilloso toque ochentero a las piezas.

En cuanto a la dirección de Patty Jenkins no solo vemos su evolución como directora sino también como guionista regresando a trabajar con un un personaje y un reparto que ya conoce bien sino que se nota que conoce bien de estas historias y aunque no son fáciles de llevar a la pantalla grande el esfuerzo que ha hecho es muy loable.

En conclusión, Wonder Woman 1984 logra mantener muy bien su línea narrativa de inicio a fin, una película que nos devuelve a otra época, el mensaje que deja la película puede ser relevante pero aún así no deja de ser pretencioso para la sociedad de hoy en día.

La espera ha valido la pena y esperemos que su estreno tenga el éxito que necesita, la película ya está proyectándose en las salas de nuestro país y para quienes tengan la suerte de contar con HBO max se transmitirá este 25 de diciembre.