¿Cuidado con lo que deseas o el bufón maldito…?

El cine mexicano ha tenido trabajos que sorprenden para bien o para mal y esto depende mucho del tipo de proyecto que se trate, del guión, del reparto, del director, los últimos años esto se ha refinado más y lo que se ha presentado ha quedado en el gusto de muchos espectadores.

Desde el estreno de KM 31 del director Roberto Castañeda en el 2006 el género de terror en el cine mexicano cambió de manera radical, en otros tiempos películas como Más negro que la noche y Hasta el viento tiene miedo de Carlos Enrique Taboada que son considerados clásicos o bien cosas infames como Vacaciones de terror 1, 2 y 3 de René Cardona III y Pedro Galindo III o Cañitas de Julio César Estrada llevaban historias de lo serio a la parodia, de lo clásico a lo ridículo.

En este 2020 Agustín Oso Tapia presenta su trabajo más reciente incursa en este difícil género, Cuidado con lo que deseas busca desesperadamente recuperar la confianza del público en las películas de terror en nuestro país y no lo hace mal pero es evidente que para que esto tenga éxito se necesita de experiencia.

¿De qué va la película?

Pamela (Valery Said) es una niña cualquiera, con dinero que siente una extraña fascinación por las películas de terror gore, a punto de ser su cumpleaños número 8 sus padres, Nuria (Fernanda Castillo) y Bernardo, (Juan Ríos) junto con su tío Esteban (Iván Arana) le organicen una muy íntima fiesta familiar en una cabaña en un bosque fuera de la ciudad, es Esteban quien le regala un muñeco arlequín que a momentos cobrará vida para mostrarle de manera cruda y cruel lo malvados, ambiciosos, mentirosos y despiadados que pueden ser los adultos con tal de obtener lo que desean.

Más que ser una película del género del horror Cuidado con lo que deseas es es más un ensayo de suspenso que se apoya del recurso para contar una historia de mentiras, traiciones e hipocresía que terminará de una forma violenta pero muy reveladora para los protagonistas y para nosotros como espectadores. Lo que vemos tiene altibajos y giros de tuerca muy predecibles logran que sea entretenido.

No obstante, conforme estos giros se van revelando también se van presentando situaciones y comportamientos que caen cada vez más en esos clichés que hemos visto mil veces en otros trabajos, lo que hace que el mayor secreto sea fácil de adivinar y no sorprenda en lo absoluto, más bien, nos reafirma lo predecible que puede ser una situación si el director no tiene la experiencia de manejarlo a modo que ni lo adivinemos y que nos cause esa reacción de sorpresa.

QUIZÁ TE INTERESE  Reseña de Doom Patrol, una patrulla condenada

Durante el tiempo que dura la cinta podemos ver que los efectos especiales que aunque son pocos son efectivos, el muñeco bufón llamado Hellequin se ve muy natural al cobrar vida con un trabajo de CGI muy bien hecho que nos hace dudar si eso es real o está ocurriendo en la mente perturbada de esta niña, la secuencia del teatro de marionetas que monta para sus padres y su tío tiene la fuerza de mostrar cómo percibe la manera en que se comportan los adultos cuando creen que nadie los ve, es en este punto donde las cosas se van concretando más haciéndonos creer que va a ir directo a lo escalofriante y terrorífico pero no es así, nos lleva al suspenso, traición y un crimen pasional.

El inicio es el clásico de una película de terror, una familia aparentemente feliz se va de vacaciones a una terrorífica pero elegante cabaña en medio de la nada junto a un lago, el extraño muñeco que parece tener vida propia que aparte de querer hacer maldades mantiene una estrecha relación con la niña, una atmósfera siniestra, una música acorde, mucho de lo mismo que es muy común en el cine de este género y que el público identifica y lo hace sentir cómodo esperando que algo de todo sorprenda, pareciera que estamos ante otra de esas películas donde un muñeco diabólico asesinara a todos los miembros de esa familia pero pues, tampoco, el guión escrito por el mismo Agustín Oso Tapia decide tomarse muchas libertades que van de una cosa a otra y que le cuesta trabajo relacionar las subtramas con la trama principal dejando huecos que no concluyen ni explican y que caen en el típico drama de telenovela y un thriller de situación.

Es evidente que la primicia es interesante y tiene buenas ideas pero que no sabe concretar denotando así su falta de experiencia en el género como por ejemplo, todo lo que rodea al regalo que el tío le hace a la niña va acompañado de una historia que se inventa que resulta ser de lo más interesante y que no llega a nada, o bien cuando dentro del teatro de marionetas lo que cree que puede suceder en la vida real entre sus padres y su tío, los otros tres títeres forman un triángulo en donde los dos hombres están enamorados de la misma mujer y planean individualmente junto con ella deshacerse del otro y aunque esto sí llega a una conclusión tampoco está bien manejado.

QUIZÁ TE INTERESE  Sketch de Melissa McCarthy en SNL... burlándose de Trump

El mayor problema que tiene esta película es que una vez que se revela la intención de la trama todas las situaciones se vuelven repetitivas y ni siquiera las escenas pseudo eróticas consiguen el cometido, lo que hace perder su personalidad y originalidad inicial para terminar siendo un burdo intento de intriga con muy poca imaginativa y de efectividad discutible porque todo ese ambiente sobrenatural se va diluyendo y se desaprovecha enormemente ese recurso de la ficción que convierte a las personas en títeres de un cuento, en momentos se siente que son dos películas diferentes dentro de la misma trama en donde ninguna concluye de manera acertada y convincente lo que propone.

El elenco es bueno, tiene a muy buenos actores con trabajos destacados como Fernanda Castillo, Juan Ríos e Iván Arana a quienes nunca vemos entrar en personaje y se debe que vienen de una serie en donde sus personajes fueron tan bien hechos y desarrollados que quedaron encasillados, sus tonos de voz, sus movimientos, sus gestos, pareciera que estamos viendo una versión alterna y retorcida de ese trabajo, por el lado de Valery Sais su actuación no alcanza el nivel básico de credibilidad que exigen algunas escenas y secuencias.

En conclusión, aunque Cuidado con lo que deseas porque no todo se cumple, como película está muy lejos de ser lo mejor del terror y la fantasía mexicana, es una propuesta interesante que se queda mucho menos que a medias lo que es una pena porque lo que pudo ser algo destacable se queda solo en ese buen intento.

La película ya está disponible en formato casero DVD y Bluray y en la plataforma digital de Cinépolis Klic.