Aztechin

Noticias de Cultura Pop

Toy story 4
Cine y Series Reseñas

Toy Story 4 lo necesario de lo innecesario | Reseña

Tras 9 años de no esperarlo, los estudios Pixar nos sorprenden con una cuarta entrega de esta historia centrada en los entrañables juguetes de Toy Story.

Esta película se centra en el personaje del juguete vaquero Woody, las primeras escenas es un flashback a escenas que nunca vimos de éste vaquero junto a Andy y su familia, como en muchas aventuras previas que vimos en una serie de cortos animados por el estudio, Woody es el encargado de recuperar a uno de los nuevos personajes que nos presentan en esta cinta Forky un juguete hecho por Bonnie en su primer día en el kinder creado a partir de una cuchara-tenedor, palitos, limpia pipas y ojos móviles y que tiene serios problemas existenciales que con su peculiar humor nos lleva a vivir una nueva pero no sorprendente aventura.

Woody como siempre e impulsado por su código de hacer feliz a su niño nos hará vivir momentos que al parecer han sido reciclados de las anteriores entregas teniendo como nuevo ingrediente la aparición de Betty la pastora con sus ovejas de la lámpara propiedad de la hermana de Andy que dejamos de ver viendo en ella una evolución que no han tenido ni tendrán los demás personajes de ésta saga.

Cuando Woody llega al rescate de estos 2 personajes a manos de una muñeca que se encuentra en una tienda de antigüedades jamás jugada por un niño se nota la amplia referencia a lo que ya habíamos visto en la segunda entrega haciendo las veces de villana/redimida y luego de un discurso que ya todos sabemos sobre que la razón de ser de un juguete es estar junto a su niño, Betty rechaza contundentemente volver a formar parte del grupo porque luego de estar y saber lo que es vivir con un niño ahora es libre de poder ver el mundo, vivir y ser parte de éste.

QUIZÁ TE INTERESE  Alien: 40 aniversario... en México

Woody, Buzz, Jessie, Tiro al Blanco, El Señor y la Señora Cara de Papa, Slinky, Rex, Ham y los demás ahora viven felices siendo parte de la vida e imaginación de su nueva niña, Bonnie, siendo que ahora su lealtad está con ella, en esta nueva etapa quién más que Woody para seguir salvaguardardando éste equilibrio entre el mundo de juguetes y los niños.

Si echamos un vistazo atrás veremos que el rol que ha jugado Woody en las películas anteriores, al guardián de lo infantil, el que se encarga de mantener las convicciones impuestas (Buzz en Toy Story 1), adoptadas (Jessie en Toy Story 2) o actualizadas (con Bonnie en Toy Story 3). Woody como personaje es una gran influencia, impulsada por la lealtad y la nobleza que nos había dejado satisfechos a todos al final de la tercera entrega siendo innecesario otro cierre para su historia que en ésta Woody tiene que tomar una decisión propia, tiene que elegir entre seguir siendo el juguete de una niña o retirarse dignamente.

Es inevitable no darnos cuenta de que los avances tecnológicos de este estudio en comparación con la primer entrega son muy notables y palpables, siendo más detallistas en los acabados y las texturas que los hacen casi reales.

El único aspecto que podría justificar la existencia de una cuarta parte de Toy Story es el hecho de tener un vínculo con esta franquicia que ha sido nuestra por varias generaciones, el amor mutuo y el morbo por la franquicia, tanto nosotros como Andy en su momento esperamos dar por finalizada la relación con éstos juguetes dejándolos atrás ese poder de la nostalgia para exigir nuevas historias en nuevos proyectos pero, ¿Woody tenía algo más que contarnos? pregunta que bien se responde si pensamos que el formato de cortos animados era mejor que un largometraje que pretende darnos otro final en un concepto más nuevo para éstas nuevas generaciones y las que vengan.

QUIZÁ TE INTERESE  Los 10 más populares de Netflix hoy

Toy Story 4

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rod
Bruno Díaz de día, Batman de noche