En CALLS lo aterrador es lo que escuchamos pero que no podemos ver.

Cuando pensamos en una serie de televisión lo hacemos desde el punto de vista de que nos va a presentar algo a lo que ya estamos acostumbrados, ya sea por un actor, un director, un guionista, una trama que si bien ya conocemos queremos verla desde otro punto de vista.

Durante los últimos 15 años este formato se ha vuelto sumamente popular en todos los géneros posibles, los que conocemos y unos más nuevos que otros, así mismo, las plataformas de streaming han tenido mucho que ver para que estas lleguen a nosotros como espectadores y podamos decidir en que momento lo queremos ver.

Una de estas plataformas que ha tomado auge es Apple TV+ con sus producciones originales que de manera muy discreta han pasado a ser del gusto de propios y extraños, ahora, presentan un nuevo proyecto que amplifica a su original en francés creado por Timothée Hochet CALLS es un experimento muy novedoso en su estructura pero sobre todo es un trabajo muy sorprendente.

¿De qué va la serie?

CALLS nos involucra con un grupo de personas que por medio de llamadas telefónicas breves  y escalofriantes, conversaciones que en apariencia son normales y sin relación pero que tienen un trasfondo increíble y que rápidamente se vuelven surrealistas a medida que las vidas de los personajes se ven sumidas en un caos del que será imposible salir; están siendo testigos de un hecho inexplicable que puede cambiar el destino de todos y a la humanidad como la conocemos.

La propuesta que tiene CALLS es muy novedosa así como singular porque de una manera que no esperamos nos van involucrando en las historias de estos personajes, una pareja de novios en el que uno de los dos es infiel, a un hombre que conduciendo en el desierto se pierde en el tiempo, un esposo engañado que tiene que lidiar con un ladrón, son solo parte de lo que escucharemos en un misterio de profundo dramatismo.

Lo que hace a esta serie ser diferente y particularmente diferente a las demás es su formato, los espisodios tienen una duración de entre los 13 y 20 minutos y su peculiaridad es que lo verdaderamente escalofriante es lo que no se ve.

Esta es esencialmente una antología de ciencia ficción, terror y misterio donde varios episodios están conectados en una historia que justifica su modelo que explica todo de una manera clara y sencilla sin caer en pretensiones y sin tener a un solo actor a cuadro pero escucharemos sus voces que transmiten su dolor, su enojo, su miedo, alegría y cualquier otro sentimiento intenso, esta es una experiencia auditiva e inmersiva en la que nuestra imaginación tiene mucho que ver.

QUIZÁ TE INTERESE  Game of Thrones y Moulin Rouge!

Su creador Fede Álvarez (Don’t Breathe – 2016) entiende perfectamente como crear tensión en el espectador sin caer en una zona de confort en donde la casualidad es la que resuelve todo, aquí por el contrario, no sabemos el rumbo que tomarán las cosas hasta ya muy entrados en los episodios, cabe mencionar que este trabajo también lleva otros tipos de tras fondo, primero es que está hecho para que el espectador teorice acerca de lo que está pasando y plantee varios escenarios posibles para un desenlace y segundo, bien podría servir como podcast pero las imágenes en pantalla de tipo estroboscópico tienen mucho que ver con el desarrollo y la narrativa de cada capítulo.

Cada episodio maneja un concepto muy propio y personal que se vincula de manera perfecta a la temática que desarrolla con base en la idea de las ondas de audio mismas que formarán símbolos al infinito cuando el episodio hable de bucles en el tiempo o bien están simulando montañas, planos de una ciudad o una casa, o como se van interconectando las líneas entre tiempos y espacios para ayudar crear una ambientación perfecta; el resultado son una serie de elegantes formas monocromáticas impecables con una idea que literalmente nunca se había visto en pantalla.

No se está seguro del todo, de qué efecto causará en cada persona que vea este tipo de serie de televisión, con CALLS lo que encontramos es un compromiso adquirido por la curiosidad y el misterio de saber qué es lo que va a pasar y cómo se resolverán las cosas, tengo que dar crédito tanto a la historia, a los actores como a las imágenes que te atraen y marcan el tono y ritmo de la misma.

El casting de voces es espectacular, Pedro Pascal, Lily Collins, Rosario Dawson, Aaron Taylor-Johnson, Aubrey Plaza, Ben Schwartz, Clancy Brown, Danny Huston, Danny Pudi, Edi Patterson, Jaeden Martell, Jennifer Tilly, Joey King, Judy Greer, Karen Gillan, Laura Harrier, , Mark Duplass, Nick Jonas, Paola Nuñez, Paul Walter Hauser, Riley Keough, Stephen Lang nos demuestran que con solo usar su voz el verdadero terror surge de nuestra propia interpretación de lo que no vemos en la pantalla y los inquietantes lugares a los que nos conduce nuestra imaginación en un trabajo que es por demás destacado.

Lo que creemos que son viajes al futuro y el pasado o bucles temporales de los que es imposible escapar, distintas situaciones en distintos espacios, líneas temporales alternativas, sucesos que aparentemente no tienen nada que ver entre sí y que de a poco a poco iremos conociendo a través de estos personajes.

QUIZÁ TE INTERESE  Jaime Maussan en Stranger Things de Netflix

En cuando a su desarrollo técnico podemos decir que no cuenta con efectos especiales muy elaborados sino que se van más por la parte sonora porque nos queda muy claro que todo eso sí fue grabado desde un teléfono ya sea análogo o digital lo que da una sensación sumamente auténtica de lo que estamos escuchando, cuidaron muy bien los detalles y los ruidos de fondo aunque en algunos momentos, el fallo que tiene la serie es que estos tienden a ser demasiado exagerados, no hay música de fondo que acompañe a las imágenes porque no es necesaria.

En cuanto al guión y la narrativa Fede Álvarez, Nick Cuse, Aidan Fitzgerald, Noah Gardner y Rodo Sayagues sincronizan muy bien los diálogos dando tiempo a que interactúen de una manera muy convincente pero sobre todo real, algo que se podría decir sin tener problemas en una conversación telefónica común.

Los nueve episodios que conforman esta primer temporada son historias individuales pero que a su vez  están conectadas por eventos o por personajes, la secuencia de presentación es la siguiente:

  • The End
  • The Beginning
  • Pedro Across The Street
  • It’s All in Your Head
  • Me, Myself and Darlene
  • The Universe Did It
  • Mom
  • Is There a Scientist on the Plane?
  • Leap Year Girl

Cada uno de estos episodios tienen mucho que ver con el nombre que les han asignado porque de eso depende en gran parte su desarrollo y narrativa porque cada uno hace referencia a algo que está pasando o bien a lo que a alguien le va a pasar.

En conclusión, CALLS de un modo u otro es una cita ineludible para los fieles seguidores del género de ciencia ficción, horror y suspenso, la serie nos recuerda a aquellas radionovelas muy populares durante la década de los 50’s y hasta los 90’s pero en un formato más híbrido que vale la pena ver, un trabajo que destaca por su concepto y lo arriesgado de su honestidad sin ser pretencioso o soberbio que desafía en gran parte a nuestra imaginación porque cuando creemos que ya lo hemos visto todo surgen propuestas tan completas como esta que nos demuestra que aún hay cosas originales que se pueden explorar con éxito.

Como sugerencia se recomienda ver y escuchar esta serie en su idioma original con audífonos y la luz apagada para que el efecto que causa en el espectador sea aún más aterrador.

La primer temporada completa ya está disponible en la plataforma de Apple+