Event Horizon: La nave de la muerte en retro reseña VHS

Espacio infinito, terror absoluto…

Las películas del género de horror suelen ser muy petulantes y groseras porque intentan innovar en algo que ya se ha visto antes, en ideas recicladas, en personajes basados en otros pero sobre todo en la similitud de sus historias.

Hace unos días escuchando un podcast mencionaron que una de las películas que en su estreno en 1997 fue un fracaso en taquilla pero que desde hace unos años se ha vuelto de culto en 2 géneros, el de ciencia ficción y el género de horror respetando las reglas de cada uno, la idea de revisitarla en su formato VHS fue un ejercicio muy interesante y una buena experiencia, si lo vemos a la distancia la tecnología usada en ese tiempo a la que se usa hoy en día en la industria cinematográfica no tiene mucho que ver por la evolución que ha tenido la misma.

Event Horizon:La nave de la muerte como es conocida en latinoamérica mezcla estos 2 géneros de una manera en la que aprovecha todo el recurso que tiene para contar una historia aterradora que sucede en una nave espacial abandonada casi al final de nuestro sistema solar.

Aquí  veremos esos clichés tan usados pero que cumplen con la regla impuesta a estos géneros y vemos las cosas transformadas, aquí no hay una casa deshabitada en un paraje siniestro en donde los protagonistas por algo que sucede tienen que quedarse ahí donde intentar´pan sobrevivir, o bien, tenemos al grupo espacial en una nave que cumple también con la regla de tener un lenguaje técnico y las jerarquías que son parte base de la trama y las 2 cosas funcionan perfectamente bien porque así fue concebida pero si los separamos también funciona.
La historia se desarrolla en el año 2040 y 2047, sin explicación alguna la nave desaparece sin dejar rastro alguno siendo este el mayor desastre espacial en la historia, 7 años después reaparece en la órbita de Neptuno  transmitiendo un mensaje en latín pero ¿qué ocurrió todo ese tiempo con la nave? si desapareció ¿a dónde fue? ¿qué sucedió con su tripulación? son preguntas que nos hacemos de solo leer la sinopsis de lo que trata.

El guión fue escrito por Philip Eisner y reescrito en algunas partes por Andrew Kevin Walker se inspiró en la película The Shining de 1980 y en la muerte de su padre, dirigida por Paul W. S. Anderson (Mortal Kombat 1995, Resident Evil 2002, Pandorum 2009, Monster Hunter 2020) quién ya está familiarizado con este género tomó lo escrito y lo desarrolló para transformar la típica historia de casas embrujadas en una experiencia más aterradora y que sucediera en el silencio del espacio.

Su narrativa así como los efectos especiales tienen una conformación simétrica que se basa en lo que usó George Lucas para Star Wars en 1977, se usaron maquetas de la nave para filmar los exteriores pero necesitaba ese elemento siniestro con efectos de luz y sombra teniendo como fondo las tormentas que se producen en el planeta, naves geométricas y tubulares, el exhaustivo trabajo que hizo este equipo no solo fue la de recrear estos elementos y cambiarlos sino que imaginaron cómo serían los cambios mundiales en en el año donde sucede esta historia por ejemplo, la NASA pasó de ser un proyecto gubernamental a ser una compañía exploradora espacial con capital privado que puede hacer desde viajes comerciales hasta la exploración del espacio profundo.

Una cosa que debemos tener muy en cuenta al ver este trabajo es que está lleno de pequeños detalles que toman relevancia mientras se va contando la historia, uno de ellos y quizá sea el más importante es el nombre de la nave Event Horizon, el evento horizonte hace referencia al límite teórico de lo que rodea a un hoyo negro en el espacio ya que dentro de el la atracción gravitacional que tiene es más fuerte que la nada tanto que ni la radiación puede salir porque la velocidad de escape es mayor que la velocidad de la luz, técnicamente los expertos le llaman a esto que es donde termina el universo físico y sus leyes ya no se aplican, por lo tanto, el nombre de esta nave toma este simbolismo por su viaje más allá de las fronteras del universo conocido lo que resulta sumamente interesante pero a la vez muy aterrador.

La nave U.S.A.C Lewis & Clark en su categoría de búsqueda y rescate en una misión ultrasecreta es la asignada para investigar este extraño incidente y resolver el enigma que rodea a este accidente ocurrido 7 años atrás, la tripulación cuenta con el capitán Miller (Laurence Fishburne) al diseñador del Event Horizon el Dr. William Weir (Sam Neill) quién está para tratar de explicar como es que puede viajar más rápido que la luz y cómo es que  funciona el motor con un sistema de 3 anillos que junto con el núcleo puede crear un agujero negro artificial en el espacio y lo hace de una manera muy sencilla, la nave dobló el espacio/tiempo para viajar del punto A al punto B en menos tiempo esto es que se transportó de un punto a uno más lejano en el espacio haciendo la referencia a doblar por la mitad una hoja de papel y atravesarla con un bolígrafo, esta teoría ha sido explicada de la misma manera en varias películas que abordan temas similares como Star Trek, Contact o Interstellar pero, ¿qué sucede en esa anomalía entre estos 2 puntos? ¿qué hay ahí? en esta historia nos dicen que ese lugar entre ambos puntos es el infierno o algo muy parecido donde existe la maldad en su estado más puro.

QUIZÁ TE INTERESE  Sputnik (Спутник) Una excelente propuesta rusa

Si pudiéramos ver de una manera física como es la maldad ¿cómo sería? esta es una de las preguntas que la película plantea pero que resuelve de una manera que muchos podríamos considerar como un cliché, es una especie de brea negra que conduce a la oscuridad infinita la que de alguna manera le da vida y conciencia, el verdadero mal en la película es la misma nave y su poder más espantoso es el de exponer la culpa y los miedos más profundos, una de las cosas que Anderson agregó al guión son los elementos religiosos relacionados con la estancia de la nave en un lugar desconocido, la espeluznante advertencia en latín que dejó el capitán de la Event Horizon antes de desaparecer, los símbolos paganos que vemos en algunas partes de la nave y en el cuerpo poseído del Dr. William Weir o que el pasillo central de la nave que también fue usado en la película Lost in Space de 1998 tiene en su centro un ojo que simboliza que siempre está viendo a sus víctimas y todo su interior está inspirado en la bóveda principal de la catedral de Notre Dame mezclando el estilo gótico con un tecno-medieval así como el diseño de un lenguaje técnico que usan en la nave y que no se pareciera a los usados en otras cintas.

¿Qué sucedió con la tripulación? según las grabaciones del antes y el después del viaje algo pasó cuando doblaron el espacio que todos empezaron a experimentar pesadillas que poco a poco se fueron haciendo realidad hasta llegar a un estado de locura inminente donde se atacaron unos a otros torturandose y matándose entre sí,  devorándose en actos de canibalismo que son solo narrados y sugeridos pero que nunca vemos de manera directa, la película juega más con la mente del espectador que con lo que realmente ve, el imaginar lo que sucedió es aún más aterrador.

Paul W.S. Anderson había grabado escenas completas y explícitas pero los ejecutivos de Paramount Pictures las eliminaron del corte final por su alto contenido gore y violento, en total fueron 30 min los que cortaron del metraje donde se explicaban varias cosas incluyendo el sitio a donde habían viajado y qué es lo que había así como una escena más larga que mostraba las torturas a las que fueron sometidos varios tripulantes por sus compañeros en donde se podía ver como uno de ellos era desmembrado vivo cosa que provocó el horror entre algunos de los asistentes a las sesiones de prueba llegando incluso a vomitar después de verla, esa versión del director se perdió y hasta el día de hoy no ha vuelto a aparecer, junto con esto se ha comentado que mientras la filmaban el elenco así como su equipo técnico fueron víctimas de sucesos inexplicables como cortes repentinos de luz, malestar de algunos actores, la desaparición de objetos y accidentes no pasando de ser solo un susto sin consecuencias graves.

La misión inicial y de prueba e investigación del Event Horizon era viajar a los confines del sistema solar para definir si había vida inteligente o bien un planeta o planetoide que cumpliera con las características de poder ser habitado pero en lugar de eso viajó a otra dimensión alterna de caos puro, del mal en su esencia, casi al final de la película el Capitán Miller confronta a esta entidad preguntándole que si es el demonio o la explicación racional de lo que es Dios a lo que le responde que es la oscuridad más allá de las estrellas y la que habita dentro de cada uno de nosotros y que ha estado presente desde el inicio de todo, desde el principio de los tiempos, otro de los cambios que hubo entre el guión original y el producto final que llegó a salas de cine era la idea de que en esa dimensión existía un planeta con esa misma brea negra y a extraterrestres que eran los que abordaban la nave asesinando a todos los tripulantes.

QUIZÁ TE INTERESE  El Payaso asesino ha vuelto

El elenco fue cuidadosamente seleccionado por el director que quería que todos de alguna manera estuvieran conectados por sus anteriores trabajos, Laurence Fishburne, Sam Neill, Joely Richardson, Jason Isaacs y Kathleen Quinlan son quienes se enfrentan a esta espeluznante situación y lo hacen de una manera sumamente convincente lo que nos hace simpatizar con ellos y preocuparnos por lo que sucede.

El maquillaje de Catherine Heys que se usa para la segunda mitad de la película es impresionante de ver hasta el día de hoy, todo lo realizado es artesanal para dar una sensación de más realismo a las escenas sin llegar a ser tan gore, el vestuario diseñado por John Mollo toma como base la película Alien de Ridley Scott de 1979 con trajes espaciales sencillos y modernizados que cuenten con la tecnología que se necesita para un rescate y exploración, la ambientación también está basada en esta película sin presentar a una criatura que amenace la vida de sus ocupantes, esto lo convierte en algo que no vemos pero que sabemos que está presente.

El final encierra muy bien con muchos de los clichés que tenían las películas de horror durante la década de los 70’s hasta los 90’s que es ver una realidad dentro de un sueño pero que a su vez es real y que deja el final abierto a una posible secuela y que en este caso no sucedió porque nunca estuvo dentro de los planes del director o de los guionistas continuar con más capítulos de esta historia que no es autoconclusiva pero nos da la oportunidad como espectadores de crear teorías sobre lo que sucede después.

La banda sonora estuvo compuesta por  Michael Kamen y el grupo Orbital quienes mezclaron sonidos clásicos con elementos tecno-electrónicos que suenan más a piezas de acción pero con un toque muy siniestro que da el tono perfecto a toda la ambientación y ese estado de tensión desesperante en las escenas más impactantes.

Con el paso de los años se ha vuelto de culto pese a su mala recepción que ni siquiera los formatos caseros en esos años pudo reafirmarse como un buen trabajo, en latinoamérica solo se editó en formato VHS, luego en DVD y Laser Disc, recientemente se anunció la salida de un Bluray collector´s edition 4K que saldrá a la venta el 23 de Marzo de 2021 y que contiene entre sus extras escenas eliminadas, entrevistas al elenco, un documental de 5 partes del Making off, comentarios del director Paul W.S. Anderson y el Productor Jeremy Bolt.

Se llegó a decir que en el 2012 Paramount Pictures quería llevarla nuevamente a la pantalla grande preparando un remake que a su vez fuera una secuela y precuela para contarnos lo que pasaba antes, durante y después de los eventos de la original teniendo nuevamente como director a Paul W.S. Anderson quién no aceptó por estar enfocado en otros proyectos lo que quedó solamente en un plan sin desarrollo.

Esta cinta ha sido inspiración para otros medios como los videojuegos Dead Space y F.E.A.R, este último cuenta en su extensión con la evidente referencia a que “El Event Horizon ha sido encontrado” lo que contrapone a la idea de que dentro de la película eso es un dato ultrasecreto.

La novelización escrita por Steven E. McDonald se basa mucho más en el primer borrador del guión explicando más a detalle los eventos pero su narrativa es contada de manera diferente a los hechos del metraje en una versión más libre enfocada más al género del horror.

En conclusión, de esta película podemos decir que está fuera de su tiempo que era muy avanzada para el año de su estreno porque no todos entendieron bien qué es lo que estaban viendo y más aún, qué es lo que estaban contando porque no podía definir un género estando a la mitad entre la ciencia ficción y el horror pero que ha podido ocupar un lugar y un espacio entre las más importantes e icónicas que merece la pena de ver.

Event Horizon se encuentra disponible en formatos caseros importados y en la plataforma de Amazon Prime y Apple TV+.