Aztechin

Noticias de Cultura Pop

Cine y Series

Cielo de Medianoche y su Apocalipsis llegó demasiado tarde

Cuando se es actor y director, la versatilidad que se tiene al trabajar te compromete al éxito o al fracaso según sea el caso, en las siete películas que ha dirigido George Clooney se nota que domina muy bien la gramática cinematográfica pero no consigue que tengan esa fuerza en toda la composición.

Cielo de medianoche basada en la novela Good Morning, Midnight de la autora Lily Brooks-Dalton es su más reciente producción para la plataforma de Netflix, anunciada con bombo y platillo este trabajo trata de salir de lo convencional y presentar una ciencia ficción más minimalista en su historia.

¿De qué va la película?

El mundo ha sufrido una catástrofe en donde la población ha sido mermada y evacuada, un científico atrapado en el Ártico (George Clooney) intenta contactar con algún centro de operaciones pero es una tripulación de astronautas quienes reciben la transmisión y este les advierte que no regresen al planeta.

En sí la premisa es simple, un drama post-apocalíptico que interactúa con una aventura espacial que bien podrían ser dos películas con un potencial interesantes pero que no terminan de concretar, sus diferencias, de hecho, hacen que en vez de complementarse y apoyarse una a la otra terminan por diluirse sin dar tiempo al espectador de evaluar lo que acaba de ver porque no hay algo efectivo en su narrativa que haga que empaticemos con los personajes , tampoco nos provoca escalofríos o llega a sorprendernos en sus momentos clave, carece de un sustento efectivo en las imágenes de este apocalipsis algo que nos emocione de manera sincera pero aún con esto la película no resulta tediosa ni se complica tanto.

Como todo, empieza bien pero a medida que avanza la trama y no pasa nada la pregunta que nos hacemos es ¿cuál es el tema de la historia, cuál es su propósito, cuál es su finalidad? aquí está el primer error porque uno de los recursos más fáciles y sencillos en este tipo de producciones es no mostrar nada de lo ocurrido y mantener en misterio los elementos clave en este caso no sabemos qué pasa en la Tierra, ¿por qué se muere la gente?, hablan de que ya no hay donde resguardarse,y de que la población está enfermando y algo debió pasar, que no explican y es esto precisamente lo que le pudo dar más dramatismo a la historia y se consigue justamente el efecto contrario.

QUIZÁ TE INTERESE  Nuevo trailer de Toy Story 4

No sabemos exactamente qué es lo que el guionista Mark L. Smith nos quiere decir en resumen de todo, el drama independiente que viven los tripulantes de la expedición a una luna de Júpiter K-23 que ha resultado habitable vuelve a la Tierra después de 2 años, de misión con claves, estudios y todo lo necesario para colonizarla.

Estamos todos de acuerdo que en el género de ciencia ficción existe mucha fantasía es jugar con cosas irreales dentro de lo real, mucho se nos explicó en la escuela el cómo viajan las ondas sonoras a través del espacio cosa que aquí no se respeta porque la comunicación a millones de kilómetros de la tierra sea instantánea o que caigan en el cliché de tener un problema y que uno o varios personajes salgan de la nave para hacer reparaciones y algo suceda que nos plantee de nueva cuenta que el espacio es un lugar peligroso ante la evidente fragilidad del ser humano, la ambientación, los efectos especiales y su diseño de producción están bien montados y cumplen bien con su función.

El elenco está muy lejos de brillar con destacadas actuaciones pero todos y cada uno de ellos cumplen George Clooney), Felicity Jones, David Oyelowo, Tiffany Boone, Demián Bichir, Kyle Chandler y Caoilinn Springall son quienes dan vida a estos personajes que tratan de afrontar su destino y de hacerlo mejor pese a sus adversidades, en el que tomar decisiones cambiará sus vidas y la manera en la que estos la aprecian.

Alexandre Desplat compone una banda sonora que plasma muy bien en cada momento la pieza adecuada que le da atmósfera y personalidad, en el caso de Clooney como director recurre mucho a elementos fáciles como a Gravity de Alfonso Cuarón, es sumamente pretencioso al momento de narrar un accidente espacial o bien para describir la soledad de un hombre ante una catástrofe que ni él mismo puede comprender del todo, la incursión de una misteriosa niña que no habla pero que parece que es la pieza que necesitamos para que al final entendemos lo que está sucediendo y concrete con un cierre que nos deje satisfechos a todos pero eso aquí no sucede.

QUIZÁ TE INTERESE  Las 10 mejores interpretaciones del himno nacional en el Super Bowl

Dos horas de película para no llegar a ninguna parte, no podemos decir que los errores científicos puedan desacreditar a la película porque una gran mayoría de películas los tiene y estamos acostumbrados a eso y hasta los justificamos de una o de otra manera pero aquí de lo que hablamos es de ciencia ficción y muchas de sus resoluciones innecesarias porque alarga escenas y mete cosas de relleno que no tienen ningún sentido ni enriquecen la historia, la relación fantasía / ciencia ficción está descompensada y exagerada porque en conjunto tiene muchos puntos débiles e inexplicables y no te dan suficiente material de donde se puedan sacar conclusiones porque no hay pistas y sobra metraje, es un rompecabezas con piezas que no encajan.

En conclusión, Cielo de Medianoche es entretenida pero no esa superproducción que anunciaron como el blockbuster imperdible que competía con trabajos como Tenet o la misma Wonder Woman 1984, lo que podemos esperar de esta cinta es que pasaremos el rato comiendo alguna botana y pensando en otras cosas.

La película ya está disponible en la plataforma de Netflix.

Avatar
Diseñador gráfico de profesión, fotógrafo amateur y bloggero por gusto.